Policía Metropolitana habría golpeado a menores de edad y a un oficial del Ejército

Compartir

Por Robert Atis / Abra Noticia

Padres, familiares y hasta un oficial del Ejército Nacional rechazaron el abuso de la Policía Metropolitana de Pasto, departamento de Nariño. Los casos habrían ocurrido en diferentes sectores de esta ciudad.

El primer caso ocurrió en el barrio Sindagua en donde fue brutalmente golpeado el hijo de un excandidato al Concejo Andrés Felipe Urbano de 15 años de edad, por parte de los agentes del Centro de Atención Inmediato, CAI del Simón Bolívar.

El excandidato William Urbano explicó a este medio que “vecinos de la zona manifestaron que alrededor de las 10:30 de la noche del sábado 23 de diciembre del presente, que en inicio se desató un enfrentamientos entre dos grupos de jóvenes en el cual al ver a las autoridades se fueron y los agentes llegaron y arremetieron contra mi hijo Andrés Felipe, también les pegaron a dos mujeres entre ellas una menor de edad”.

Urbano explicó además que uno de los agentes que llegó como parrillero en la patrulla desenfundó su bolillo y le dio a su hijo más de 10 garrotazos dejando inconsciente, lo cual una de las vecinas que iba junto con él lo trasladaron a un centro asistencial que también ella y su hija fueron víctimas de los golpes que ocasionaron los patrulleros.

“Rechazamos este acto de abuso de autoridad frente a 2 menores de edad y una adulta que no tenía nada que ver con la pelea, pero fueron golpeados por la misma Policía, además se robaron un celular porque la vecina no le volvió la gorra que ya quedó a manos de la URI en donde implantamos las respectivas denuncias y esperamos que estos casos no queden impunes”, dijo el exconcejal.

OTRO CASO

En otro caso similar al de Sindagua se presentó en el sector de Caicedonia en donde agentes del Centro de Atención Inmediato CAI del barrio Popular la emprendieron con un menor de edad que aparte de golpearlo le quitaron su celular y no se lo volvieron.

Así lo dio a conocer Laura Blanca Díaz, quien además explicó que, “yo vivo en el corregimiento de Buesaquillo y fuimos invitados a un grado en el sector de Caicedonia y resulta que cuando salimos a dejarlo a mi sobrino alrededor de las 1:00 de la madrugada del domingo 24 de diciembre del presente, ellos se adelantaron y fueron abordados por agentes de la Policía en donde lo requisan y le quitan el celular aduciendo que era robado y le dicen “empiezas a correr o te disparo”, es decir le tenían apuntado con el revolver en la cabeza y a mi otro sobrino lo tenía otros agentes”.

Agregó que los afectados son Esteban Luna Díaz, de 13 años de edad, quien llevó la peor parte, Francisco Javier Díaz de 19 y Cristian Luna de 16 años. “Ante el reclamo que hice me manifestaron que los tres jóvenes andaban robando, y los ladrones fueron los policías porque ellos se llevaron el celular”.

Los afectados indicaron que ya instauraron demandas contra la Policía Metropolitana para que responda por los hechos y perjuicios.

TENIENTE GOLPEADO POR POLICIAS

“El domingo 24 de diciembre del presente, alrededor de las 2:00 de la mañana salía de un establecimiento público por el sector de la avenida Idema, y mire llegar un camión y patrullas llenas de policías y comenzaron a golpear a un señor, entonces les dije que le dejaran de pegar y uno de ellos me contestó “a si voz también quieres” y me cogieron como 7 agentes y me golpearon en la frente, en la cabeza, en el rostro, espalda y las costillas”, explicó el teniente del Ejército Nacional David Maya, quien además aclaró que está de permiso.

Agregó que recibió un bolillazo en la frente y fue en donde por un momento quedó inconsciente y lo terminaron de golpear por lo que los galenos tuvieron que cogerle 8 puntos en la cabeza y el rostro totalmente desfigurado.

“Ya fue a la URI, lo peor es que yo les dije que era teniente del Ejército y ellos se reían y me daban más duro. Pero les digo que dejen de ser abusivos con los civiles. Tengo testigos de varias personas que además también los patrulleros golpearon a una señorita que trató de defenderme”, dijo el oficial. Quien además indicó que busca pruebas en las cámaras de vigilancia del establecimiento.

Así mismo el oficial aseguró que agentes de la Metropolita fueron los que le quitaron la billetera y el celular, por lo que espera recuperarlos.