Dayana Jaimes mostró la finca de Martín Elías, uno de los sueños que logró cumplir

Compartir

La finca está ubicada en Valledupar y “Fue uno de los tantos sueños que tenía Martín Elías”, dijo Dayana Jaimes, a ese programa de televisión.

Además, dijo que el día cuando recibió la propiedad, el cantante fallecido, lloró de la alegría: “Lo último fueron el kiosco y la piscina. Lloraba de felicidad”.

En el closet de la casa, aún están algunos objetos del cantante. Jaimes dio a conocer la habitación donde dormían juntos, la sala, la cocina y los exteriores, sitios que le traen lindos recuerdos.

Entre los objetos que se encuentran en el inmueble está un retrato donde aparece la familia completa:

“Este fue un regalo que nos hicieron, el fotógrafo que nos tomó las fotografías de ese día, que le hicimos una fiesta de bienvenida a ‘Martincito’”, dijo.

También, se refirió a un cuadro colorido de Diomedes Díaz que adorna el dormitorio:

“Este cuadro se lo regalaron (a Martín Elías) y él se lo trajo para acá porque en la casa no teníamos espacio para colgarlo. Todavía le dolía mucho la muerte de su papá”.

Entre esas cosas, también están una colección de DVD’S que “Era como un tesoro, para él, porque son puros DVD’s del papá, de hace muchísimo tiempo”, resaltó.

En la cocina, Jaimes expuso una grabadora cuyo dueño fue ‘El Cacique de la Junta’, y una olleta, de varios colores, que a Martín Elías le gustaba utilizar.

“Esta grabadora pertenecía a su papá. Un tío de él, que vivía con Diomedes, se la trajo a Martin”, explicó.

“A él le encantaba tomar ‘aguapanela’ acá, porque decía que salía más helada”, añadió.

Asimismo, la mujer afirmó que su pareja le “cocinaba muchas veces, me hacía carne asada, patacones. Me escribía ‘te amo’ con salsa de tomate, cosas así cuando era un día especial”.

Finalmente dijo: “Dios me dio la oportunidad de conocer a una persona increíble. Martín tenía un corazón demasiado grande. Nunca lo vi con resentimiento. La mayor de las enseñanzas que me dejó es que, en esta vida, uno tiene que hacer las cosas sin esperar nada de nadie, hacerlas de corazón, como lo hacia él”.

“No se que haría de mi vida sin él, le manifesté más de una vez, pero él me decía que no me preocupara, que iba a estar conmigo hasta viejitos“.

Mira el video completo Aquí