Ramírez aseguró que los delincuentes redujeron a las dos personas de servicio doméstico:

“Cogieron a las dos personas que trabajan con nosotros, los amarraron, los golpearon… al señor le golpearon la cara… con patadas y con todo… Nos desbarataron todo, se robaron lo de la valor y se fueron…”

La exministra también dijo que, los delincuentes habrían tenido la intención de quedarse para hacer daño a sus familiares, una vez llegaran a la casa:

“Les dijeron a ellos (los dos trabajadores) que nos iban a esperar a nosotros (la exministra y su familia). Les preguntaron  a qué horas llegábamos nosotros y apagaron todas las luces de la casa para que nosotros no nos diéramos cuenta.  Llegamos y nos pareció raro ver las luces apagadas y entonces abrimos un poquito la puerta y nos devolvimos a buscar ayuda”, comentó a la emisora.

Marta Lucía Ramirez, también indicó que uno de los trabajadores está delicado y fue remitido al Hospital San Ignacio.

Finalmente, afirmó que está muy preocupada por su integridad luego que le quitaron el esquema de seguridad, hace un año y medio.