En la publicación, Diva les pidió a sus seguidores buena vibra: “Es un bálsamo para mi corazón y créanme que lo necesito”.

La presentadora, en otra foto, sin decir que le sucedía, agradeció a los que se preocuparon por ella y las personas que la atendieron.

Pase lo que pase siempre debemos estar positivos y felices. La vida nos sorprende, de la forma menos esperada 😞Mándenme su buena vibra…. es un bálsamo para mi corazón y créanme que lo necesito. Me siento agradecida con Dios, porque siempre puede ser peor!

Y fue en una tercera publicación, que Diva, por fin, contó que tiene un trastorno interno en la rodilla izquierda.

Su entrenador, Kevin Briñez Paredes, le ayudará a hacer las terapias musculares que necesita para recuperarse y en la alimentación.