A Silvestre Dangond le “partieron” el corazón con esta serenata

Compartir

Se trata de una serenata que dio en el barrio Panamá, en Urumita. Se puso de acuerdo con sus amigos y varios de ellos dieron serenatas a sus novias; el último turno fue para Silvestre.

“Llegamos, yo llegué súper feliz, contento, ponle tipo 1:30 de la mañana a dar la serenata. Y cante, y cante, tercera canción, cuarta canción… cuando (de pronto) la muchacha venía en un taxi bajándose de rumbear. Y yo con esa tristeza, pobrecito, me comenzaron a partir el corazón desde chiquito. Figúrese”, relató Silvestre a ‘Suso’.

Además, contó que no quiso estudiar a pesar que había ingresado a la universidad, también recordó que sus padres se separaron cuando el era adolescente y que cuando empezó a cantar le pagaban con empanadas:

“Mi papá, no sé cómo hizo, buscó la plata prestada para meterme a la universidad (…) y lo triste y doloroso es que ellos reunieron el dinero, y a los 15 días me retiré, no fui más. Entonces la plata se pierde, hubo llanto en la familia”, recordó.

A continuación la entrevista: