Uno de cada 10 cobros jurídicos hipotecarios termina en remate del inmueble

Según el último informe de la Asociación Bancaria de Colombia (Asobancaria) el 97% de los cobros jurídicos terminan en conciliación directa con el cliente, abriendo la posibilidad de llegar a una normalización de la deuda; de tal manera que solo uno de cada 10 cobros judiciales que inicia la banca contra deudores morosos hipotecarios termina con el remate del inmueble, mientras que la opción de la entrega de la vivienda como parte de pago de la obligación casi que desapareció como alternativa de solución para las personas.
En el 2002, cuando el país salía de una de las peores crisis financieras y económica más fuertes de su historia reciente, el 9 por ciento de esos proceso culminaba con el remate de la vivienda del deudores, el 78 por ciento en normalización y un 13 por ciento optaba por entregan el inmueble como dación en pago. En su momento, el sistema financiero alcanzó a acumular daciones en pago por más de 1,5 billones de pesos de la época. Así lo informa El Tiempo en su redacción de economía y negocios.

Además agrega lo que manifiesta el gremio financiero: “El panorama del cobro por la vía judicial ha mejorado significativamente en el segmento hipotecario y, desde que se hace seguimiento, se ha mantenido estable en las otras carteras. No obstante, al observar la duración de los procesos reportados por la banca, desde la presentación de la demanda hasta que las entidades contabilizan su finalización, se tiene que en este frente no se han registrado avances ya que los tiempos procesales aún son altos”, Y es que según sus estadísticas, la duración promedio de un remate pasó de 5,1 años en 2007 a 6,2 años entre enero y junio de 2017, mientras que culminar un proceso mediante un acuerdo de pago entre las partes solo tarda un promedio de 1,4 años, un avance importante frente a los 2,6 años de una década atrás, solo en crédito hipotecario.
“En cuanto a las otras carteras (comercial, consumo y microcrédito, con información de 8 bancos), el gremio bancario informa que el stock de procesos reportados a Asobancaria con corte al primer semestre del año registra cerca de 150.000 de tipo ejecutivo, cifra muy inferior a los más de 725.000 que contabilizaba la competencia civil de la jurisdicción ordinaria en 2013, lo que demuestra que la banca no es el principal usuario del aparato judicial”.

Mayor información sobre el tema en eltiempo.com