La agenda de Papa Francisco está orientada al contacto con los feligreses.