“Fue la actitud de un padre desesperado”, reconoció el director técnico y agradeció a quienes le manifestaron su apoyo ante la reiterada y difícil situación familiar que vive su hija con el político santandereano, quien sin medir las consecuencias grabó el altercado que mantenía con su esposa delante de su suegro y algunos uniformados.

Jorge Luis Pinto, a través de un comunicado explicó que el video en el que golpea dos veces a Verónica Pinto, se encuentra descontextualizado, que fue “dado a conocer intencional y selectivamente” y “se ha querido utilizar como distracción de la verdadera problemática”.

Para Pinto, el video refleja la difícil situación en la que se ve envuelto un padre en una discusión familiar: “en circunstancias extraordinarias, buscó hacer entrar en razón a su hija, que vivía un momento de crisis emocional”.

Y agregó:

“Debo manifestar que, como padre y abuelo, siento profundamente que se haya hecho público, de manera aislada, un momento de la vida doméstica que hace parte de la privacidad de un hogar”.

“Es inaceptable que personas que nunca conocieron la intimidad de mi hogar se atrevan a hacer apresurados juzgamientos”, enfatizó.

“Reitero mi amor infinito e incondicional por mis hijos y mi nieto”.

Además, el técnico colombiano dijo que “la desinformación está siendo capitalizada para desviar la atención sobre las denuncias de hechos sucedidos, interpuestas por Verónica ante las autoridades competentes” y espera “que sean las diferentes instancias judiciales, tanto penales, como civiles y de familia, las que impartan justicia y castiguen cualquier agresión física o psíquica que eventualmente se haya cometido”.

En el comunicado, el técnico deportivo censuró todo acto de violencia: “Pienso que no existe razón alguna y tampoco fundamento para aquel de los cónyuges que ultraje o maltrate al otro o no le preste la ayuda y socorro inherentes al vínculo matrimonial”.

Por último, Pinto reiteró que “este tema no tiene nada qué ver con la Dimayor, Fedefútbol o FIFA, como lo han querido mostrar, con fines distractores”.

El comunicado completo es el siguiente: