Angulo estaba realizando un informe en vivo sobre el Real Madrid en la capital española y durante la transmisión aparecieron sorpresiva varios aficionados hacían malabares a sus espaldas.

Frente a ello, el periodista empezó a desconcentrarse, cuando los transe cuentes empezaron a saltar junto al reporte, mientras informaba que el Real Madrid atendería a los medios, previo a la final de la Champions League.

Sumado a los brincos y malabares, una de las mujeres se acercó y alcanzó a gritar: “mamma” (mamá).

Y otra joven sin mediar protocolo, se atrevió a interrumpir al periodista para darle un beso en la mejilla y pronunciar algunas palabras en italiano a la cámara. A lo cual el periodista no le quedó otra cosa que sonreír del momento, alzar las manos y mirar hacia arriba exclamando: “¡Que Karen (la esposa) no esté viendo esto, por Dios!”.

Para rematar, en forma de broma un hombre también se le acercó, al parecer, con intenciones de darle un beso, a lo cual el comunicador dijo: “Aquí sino, bueno tampoco” y sonrió.



A continuación el video:


Luego del particular hecho, el periodista continúo dando su reporte