Luego de casi cuatro años, el polémico caso está llegando a su fin y Salamca está a punto de conseguir su libertad. Es más, el responsable de la muerte de Ana Eduvina Torres Morales y Diana Milena Bastidas Cubillos y de la discapacidad del taxista Hollman Cangrejo, solicitó terminar su condena en la calle, argumentando “que ha cumplido con las exigencias de ley, entre ellas que ya pagó con las tres quintas partes de la pena (tres años), que su comportamiento ha sido el adecuado, que tiene arraigo familiar y social, y que ha reparado a las víctimas”, informó El Espectador.

Ese medio también recuerda que a Salamanca “le concedieron el beneficio de la suspensión de la pena por el delito de lesiones personales, por el cual había sido condenado a nueve meses y 18 días. Por otro, el Juzgado 17 de Ejecución de Penas estudia si le concede o no la libertad condicional en el marco de la sentencia de cinco años que purgaba en su domicilio por el delito de homicidio culposo”, informó El Espectador.

A pesar de que «actuó de manera culposa y era consciente del peligro que ocasionaba al conducir en estado de embriaguez. Si hubiera conducido sin estado de embriaguez, el accidente no hubiera ocurrido», como sentenció el juez, según registro en su momento Semana.