Se trata del gerente (e) de la EPS Selvasalud y la tesorera de esa entidad para el año 2009, Augusto Alexánder Rodríguez Toro y Elsa Magaly Cerón Tapia, respectivamente; así como el representante de la droguería Servifarma en Salud Ltda., William Fernando Solano Calderón.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Dirección Seccional Putumayo, en el año 2009 la EPS Selvasalud celebró un contrato de suministro de medicamentos con la droguería Servifarma en Salud Ltda., por valor de $1.500 millones; sin embargo, se evidenció que tal contrato fue adulterado en la cláusula de descuento, pues en el documento se fijó un 10% de descuento, pero en la ejecución del mismo no se hizo.

Posteriormente, Selvasalud mediante desembolsos parciales fue pagando suministros y todo lo que le facturó Servifarma, que era la droguería que según el contrato tenía que proporcionar los medicamentos. Finalmente, sin facturación o auditoría alguna, se estableció que sobrepasaron el costo del contrato en $843 millones.

En las audiencias de control de garantías realizadas ante jueces de Mocoa y Puerto Leguízamo, solo William Fernando Solano Calderón aceptó los cargos que la Fiscalía les endilgó a los tres procesados, por ello fue cobijado con medida de aseguramiento de detención domiciliaria.

De otro lado, Augusto Alexánder Rodríguez Toro fue remitido a establecimiento carcelario, mientras que el juez se abstuvo de imponer medida contra la mujer y le otorgó la libertad. No obstante, continuará vinculada al proceso con el compromiso de comparecer cada vez que sea requerida.

Vía: Fiscalía