Por Robert Atis

El apoderado de Sierra Pérez afirmó que ella no sólo ganó el concurso de méritos con un puntaje de 84.66, sino que un fallo del Tribunal Administrativo de Nariño revocó una tutela interpuesta por el concursante Jaime Alberto Arteaga Coral para desconocer el concurso y  no permitir que la profesional se posesionara.

Fajardo Angarita, explicó que la Junta Directiva del hospital Departamental, procedió hacer un contrato con la Universidad de Medellín para llevar a cabo el concurso.

Agrega que en ese proceso encontraron que uno de los concursante como Jaime Alberto Arteaga Coral, quien se ha dado al trabajo de bloquear o desconocer el concurso.

Ante este situación, Fajardo Angarita, explicó que el pasado 30 de enero de este año, la universidad de Nariño publicó el consolidado de los resultados del concurso, en donde el gobernador Camilo Romero debe escoger su delegado quien será el gerente, lo cual en el consolidado encuentran que el primer puntaje lo tiene Gladis Miriam Sierra Pérez con 84.66 y Jaime Alberto Arteaga Coral con un puntaje de 83.70.

“Aquí quien ponderadamente bajo las más básicas reglas del derecho administrativo debe posesionarse es Gladys Myriam Sierra Pérez, sin embargo, Arteaga Coral no solo participa del concurso sino que es el gerente interino actual del hospital Departamental, quien presenta una acción de tutela, la cual corresponde a un reparto en segundo instancia al Tribunal Contencioso Administrativo de Nariño, justamente para poder suspender  o dilatar o desconocer el concurso de méritos”, dijo el apoderado.

Indicó que esta es una estrategia, dado que Arteaga Coral es el candidato que está designado por el gobernador Camilo Romero, es decir que no le interesan los resultados del concurso porque sabe que los mismos lo están perjudicando en la situación administrativa.

El abogado afirma que la acción de tutela da una orden específica a la junta, que se nombre a Sierra Pérez, “a pesar de que es claro el proceso administrativo, al interior de la Junta Directiva, una comisión especial conformada por dos funcionarios del mismo hospital como es el asesor de Control Interno de Gestión, Omar Ernesto Córdoba Salas y la jefe de la oficina Jurídica del hospital Sara Cristina Caicedo López, quienes son subordinados del señor Jaime Alberto Arteaga Coral, quienes han manifestado que los resultados entregados por la universidad no están bien y que deben hacer una recalificación”.

Fajardo Angarita señala que ya han hecho advertencias jurídicas, “esta comisión de las dos personas nombradas para poder hacer la recalificación de los resultados entregados por la Universidad de Medellín, no tienen la competencia para hacerlo, ni están autorizados por el ministerio de la ley para ese caso. Considero de que esta situación podría derivar unas consuenas de carácter disciplinario, y tendrían que hacerlo los entes de control”.

“El pasado viernes radicamos un derecho de petición ante el gobernador para que se ponga al frente de la situación administrativa y que sea responsable no solo disciplinaria, administrativa o penalmente de las decisiones que se puedan tomar al interior de la Junta sino también que asuma la responsabilidad política”, señala Fajardo.

Por su parte, la Gobernación de Nariño aseguró que “en el proceso de nombramiento del gerente del Hospital Departamental, La Administración Seccional ha actuado conforme a la ley y ha respetado los procedimientos normativos”

Y agregó  que la gobernacion “está a la espera de la respuesta del Tribunal Administrativo de Nariño a una solicitud de aclaración del fallo proferido por este cuerpo colegiado, el pasado tres de abril, en torno al nombramiento del gerente del Hospital Departamental.