Voceros del NO proponen revocar el Congreso y hacer referendo, tras firma de Nuevo acuerdo de paz

El uribismo plantea que nuevos parlamentarios sean quienes refrenden acuerdo de paz con las Farc. La propuesta surgió de la bancada de congresistas y es una de las propuestas que analizan como parte de las actuaciones para rechazar el nuevo acuerdo de paz.

“Si intentan desconocer la voluntad de los colombianos expresada en las elecciones del 2 de octubre y lo que pretenden es aprobar un documento a la brava y con los amigos del Gobierno Santos aquí en el Congreso, pues la esencia de la democracia ya no vive en este Congreso y sería mejor convocar a nuevas elecciones y revocarlo” afirmó el senador Daniel Cabrales según a Caracol Radio.

“Si el Congreso y el Gobierno quieren refrendar los acuerdos que fueron derrotados en las urnas tienen que citar a unas nuevas elecciones para que los colombianos puedan elegir realmente congresistas que los representen y entonces procederemos a esa refrendación en el Congreso”, dijo la senadora Paloma Valencia, según Caracol Radio


Lea más Noticias

Por su parte, la colectividad del Centro Democrático en un comunicado dijo:

«El Gobierno no aceptó modificar temas fundamentales para la democracia como son, entre otros: elevar los acuerdos al nivel constitucional, con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas, que significan lo mismo, para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de la FARC; considerar al narcotráfico como conexo con  el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política; permitir este derecho -elegibilidad política- a los responsables de delitos atroces sin que hayan cumplido siquiera con las mínimas penas, ni acreditada la reparación de las víctimas;  mezclar la necesaria reivindicación de los derechos de la mujer con la controversia de género; desconocer el dolor de secuestrados que no aparecen y de niños que no regresan; someter a los policías y soldados al riesgo de buscar su libertad a través de reconocer un delito no cometido, y negarles una oportunidad judicial para rescatar su honra».