En Tumaco, dos miembros de las Farc pidieron perdón público por homicidio de dos líderes afrodescendientes

El 8 de septiembre de 2016, en Tumaco, con la presencia de la Vicefiscal General de la Nación, María Paulina Riveros Dueñas acompañada por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, se llevó a cabo en la Casa de la Memoria, el acto de reconocimiento público de responsabilidad en la comisión de hechos victimizantes, así como la solicitud de perdón público por parte de dos miembros de las Farc, como autores de los homicidios de Miller Angulo Rivera y Gilmer Genaro García Ramírez, ocurridos en los años 2012 y 2015, respectivamente.

Este acto se dispuso a través de preacuerdo suscrito entre la Fiscalía 12 Especializada de Nariño y los imputados por los crímenes José Haminton Castillo Viveros, alias Cuero, y Juan Carlos Caicedo Ramos, alias el Gordo Juan Carlos, miembros de la Columna Móvil Daniel Aldana de las Farc, quienes por medio de un video transmitido desde las cárceles pidieron perdón.

Amplíe más información sobre el Consejo del Alto Mira

La Vicefiscal Riveros afirmó “que es un acto simbólico que no repara el dolor de lo sucedido, pero permite empezar a mirarnos en el espejo del presente. Limpiar nuestra imagen como colectivo y repetirnos en voz alta que nunca más, nunca más, ninguno de nosotros debe perecer de sus virtudes, aunque  otros les parezcan terribles obstáculos para la consecución de las propias ideas”.

Familiares y representantes del Consejo comunitario del Alto Mira y Frontera agradecieron a la Fiscalía y a las Naciones Unidas, por los esfuerzos que han permitido que en Tumaco se siembre la esperanza de una paz duradera y llena de verdad y compromiso.

Los pueblos afrodescendientes, defensores de derechos humanos, la Iglesia y la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  en su interlocución en La Habana, durante las conversaciones de paz, solicitaron a las FARC información sobre el asesinato del defensor Gilmer Genaro García.

Como resultado de la interlocución, las FARC reconocieron el homicidio de Gilmer Genaro y facilitaron la solicitud de excusas que se llevará a cabo desde la cárcel, en grabación de vídeo, por parte de uno de sus miembros.

 La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos ha apoyado la labor de la Fiscalía General de la Nación con información y creando confianza entre la comunidad y las instituciones del Estado colombiano, con el fin de construir una paz sostenible a través de hechos prácticos que se traduzcan en cambios dignos en la vida de las personas de las comunidades, en este caso del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera.

La Oficina también acompaña al Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera y a la familia de Gilmer Genaro desde el momento de su homicidio, con el fin de que se respeten todos sus derechos, incluyendo los de verdad, justicia y reparación.

Hoy el acto de perdón por el homicidio de Gilmer Genaro se lleva a cabo en la Casa de la Memoria de Tumaco, con la presencia de las personas víctimas, funcionarios del Estado y de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Info: Fiscalía -Pasto / ONU Derechos Humanos