Parque de La Aurora: un orinal para las mascotas, la inseguridad y las drogas

Compartir

Parque de La Aurora: un orinal para las mascotas, la inseguridad y las drogas

Riñas, insultos, consumo de licor, de drogas y falta de salubridad generada por los excrementos de las mascotas son problemáticas sociales que están sucediendo en el sector del parque La Aurora ubicado en la comuna 7, entre carreras 34 y 35 con calles 12 y 12ª frente al centro comercial Unicentro.

El parque Tiene una extensión aproximada de 6.600 metros cuadrados y una inversión de $1.100.000 que “buscaba ser el referente para la construcción de espacio público en todo el territorio. “Estamos orgullosos de poder ofrecerle a los ciudadanos un espacio público donde caminar y disfrutar la ciudad, ahora la responsabilidad de cuidarlo será de todos”, afirmó en el 2014, Víctor Raúl Erazo Paz, secretario de Planeación de la entonces administración de Harold Guerrero, a través de un boletín de prensa.

Sin embargo, el descuido que ha sufrido este espacio público es considerable hasta el punto en que se ha convertido en un orinal de las mascotas, la inseguridad y el consumo de alcohol y otras sustancias alucinógenas como las marihuana, a cualquier hora del día, situaciones que afectan el esparcimiento y la práctica de deportes de niños, jóvenes y adultos.

Mire el reportaje ciudadano en el siguiente video

Toda esta situación podría complicarse debido a la presencia de población infantil y juvenil quienes podrían ser influenciados por este acontecer, pero al mismo tiempo encuentran en este lugar un espacio para la recreación y el deporte representado éste último en el monopatinaje y el bicicrós.

Toda esta “adrenalina” comenta uno de los jóvenes es generada por estas dos actividades y son de trascendental importancia porque permite divertirse. En cuanto al patinaje, el aspecto positivo está dado porque es la única pista y al estar sobre ella siente verdadera pasión acompañada de las hazañas que puede lograr con el “skateboard, el factor negativo está dado a partir del deterioro de las rampas y el descuido en arreglarlas.

“El parque cuenta con los estándares más altos de calidad en cuanto a diseño, iluminación, recolección de aguas, red de wi-fi y espacios para deportes extremos, así como amplias zonas verdes para descansar y jugar”, se aseguró en el boletín de prensa de la Alcaldía de Pasto, en diciembre de 2014

Cristian Vallejo, es un deportista de BMX , quien percibe que los espacios son las herramientas para ingeniarse nuevos trucos debido a la gran creatividad e imaginación que éstos despiertan, pero reconoce aspectos negativos como el incumplimiento de la palabra de los arquitectos que en el inicio de la obra se comprometieron a adecuar el espacio para ampliar más la pista de bicicrós, pero en realidad hicieron unas canchas.

Es hora de que las autoridades tomen cartas en el asunto y el parque vuelva a recuperar su imagen afectada a nivel de social y recreativo, además el estar consciente de la problemática y su pronta solución permitirá que niños, jóvenes, adultos y mascotas compartan un sano esparcimiento.