El Volcán Galeras, mito de la historia y la ciencia de San Juan de Pasto

Por C.S. Patricia Montilla

La historia de San Juan de Pasto va profundamente ligada la historia del Volcán Galeras, uno de los temas destacados en el clico cultural dentro del marco de la celebración del onomástico de Pasto 2016, presidido por la historiadora Lydia Inés Muñoz Cordero, directora de la academia Nariñense de historia, quien se encuentra satisfecha por la acogida que ha recibido esta convocatoria donde convergen diversos temas de carácter histórico, cultural, científico, ecológico, geográfico y geológico;  un espacio que cuenta desde su propia perspectiva la tradición de su evolución que va atada a la idiosincrasia de un pueblo que convive a través del tiempo con ese ser temido por algunos e idealizado por otros.

Importantes invitados y ponentes como el Doctor, Alberto Quijano Vodniza; Nacy López de Viles; de Parques Nacionales; representantes de la academia, destacados Geógrafos y Geólogos se dieron lugar para llevar a cabo este conversatorio de ciencia e historia.

Lea también:  Periodista pastusa narra una historia conmovedora como corresponsal nacional

Desde el Servicio Geológico Colombiano; asistió Marta Calvache, quien hizo referencia sobre el estudio del proceso volcánico en los últimos años “A pesar de que la actividad del volcán data de miles de años atrás, los estudios tecnológicos y vulcanológicos en Colombia iniciaron a raíz del tragedia del nevado del Ruiz hace 30 años, donde surgió,  el observatorio vulcanológico y sismológico en la ciudad de Manizales, desde donde se hacen trabajos de observación a los volcanes activos, especialmente en el sur, Sin embargo desde el año de 1989, el volcán Galeras ha contado con la mayor tecnología y seguimiento que hay en Colombia, gracias a la donación de sofisticados equipos enviados por el Servicio Geológico de Estados Unidos”.

Lea también:  Pintor nariñense rescata entre óleos y lienzos la arquitectura de Pasto y Popayán

Para la Geóloga, la principal relación que existe entre la población de Pasto y su volcán radica en el actuar frente a los sucesos que se han presentado a través del tiempo: “ El volcán no es bueno ni malo como dicen algunos, es simplemente un fenómeno natural que como tal tiene que actuar, el problema radica en sus habitantes pues el pánico y el desastre hacen que muchas veces se tomen las decisiones incorrectas, además no se encuentran preparados y le restan importancia a estos llamados de la naturaleza, Pasto con el paso del tiempo y a pesar de la tecnología se vuelve más frágil porque ahora es más grande y se extiende hacia sus faldas, sin darnos cuenta que con estas miras de “desarrollo”, simplemente están construyendo un riesgo”.

Lea también:  El escritor pastuso que estuvo en la Feria Internacional del Libro


 

De ahí se hace importante concluir que es de sabios convivir con un hermoso patrimonio natural sin dejar a un lado las normas de acción y  prevención frente a una posible eventualidad.