Las cosas que olvidaron resaltar los taxistas en la protesta en Pasto

El 5 de julio de 2016, los taxistas de Pasto salieron a protestar a las calles por la falta de combustible en la ciudad; las calles estaban vacías y la ciudad tenía un matiz de domingo por la mañana.

La protesta de los taxistas fue publicada en casi todos los medios regionales y nacionales, ejemplo, el portal de RCN, título “Bloqueadas las principales vías del centro de Pasto por taxistas”; Caracol título “Taxistas protestan en Pasto por falta de gasolina a causa del paro camionero”; el periódico alternativo de la ciudad informativo Web Sur título “¿Cuándo demostrará el pueblo nariñense que está mamado con el tema de la falta de combustibles?”, pero nadie se percató de las cosas que a los taxistas les faltó sacar a relucir en su protesta: la selectividad a la hora de hacer una carrera y el cobro de tarifas fuera de los establecido por la ley.

Pues bien, la otra cara de la moneda de la protesta de los (varios) taxistas está marcada por el servicio que prestan y tiene que ver con el abuso que realizan con los ciudadanos, se trata de un gremio que se une para reclamar pero no para ponerse de acuerdo con el respeto de la ley y la misma dignidad de sus pasajeros.

En repetidas ocasiones, varios taxistas, en medio de la protesta se tomaron la libertad de escoger las carreras y cobrar las tarifas que a su parecer se debían cobrar, ejemplo, desde la Avenida los Estudiantes hasta el Almacén Éxito de la Panamericana se convirtió en carrera de extremo a extremo y su valor era de 5.000 pesos. Igual sucedía del trayecto Éxito de la Panamericana Centro Comercial Único. El hecho que exista escasez de combustible no modifica la ley. Las denuncias del mal servicio por parte de, algunos, taxistas en Pasto es pan de cada día en las redes sociales donde los usuarios publican los abusos.

Nos preguntamos entonces, que si dentro de “las buenas gestiones” de los gobiernos locales y departamentales, por algún momento se aludió a este tema. Al menos, por parte de la alcaldía, según el comunicado emitido por la oficina de prensa en la cual se  informa que los taxistas tendrán 2 estaciones exclusivas para el abastecimiento de combustible, no se menciona el problema.

Lea también:  2 estaciones de gasolina expenderán combustible exclusivamente a taxistas de Pasto

Consideramos que es importante que dentro de estas protestas, los taxistas reflexionen sobre el mal servicio que muchos ofrecen a los ciudadanos; escogen las carreras, bajan a los pasajeros, cobrar tarifas por encima de lo establecido por la ley. Les pregunto a los taxistas, ¿Es justo que abusen de la necesidad de transportarse de los ciudadanos? ¿Es justo que cobren lo que les parezca? ¿Es justo que escojan las carreras que quieren hacer? ¿Es justo que bajen a sus pasajeros?  Creemos que por dignidad, las respuestas son NO.

Los ciudadanos merecemos respeto al igual que ustedes. Es tiempo de que reflexionen y hagan su trabajo de manera eficaz, sin cobrar demás, sin sacar excusas de que son carreras de extremo a extremo sin serlo y por ello cobran tarifas que fijan de manera individual.

Por otro lado, queremos decirles que el problema de cupo o la rebaja en el precio de la gasolina o el ACPM no soluciona el problema de raíz, pues debemos entender que estos combustibles, en primer lugar, son los responsables de contaminar el planeta y generar el efecto invernadero que nos tiene en graves problemas, son los que producen enfermedades respiratorias y entre ellas el cáncer de pulmón, garganta, entre otros.

Démonos cuenta que estamos al borde de una catástrofe que nuestra dependencia de los combustibles fósiles puede ocasionar cuando estos se acaben. Recordemos, la teoría de la Curva del Pico de Hubbert (ver), la cual propone que entre 1995 y el 2000, las reservas de petróleo llegaron a un máximo de producción en todo el mundo, y entrada la década del 2000 en adelante, esa producción significaría un ciclo de consumo de las últimas reservas; es decir, el agotamiento total de los combustibles fósiles en el Planeta.

Desde la predicción de Hubbert, ha pasado más de una década y aunque se han identificado nuevos pozos petroleros, la dependencia de los combustibles fósiles, que además de ser contaminantes extremos para el planeta, se ha incrementado de manera desproporcionada. Actualmente, el 90% de los productos y servicios que utilizamos diariamente son derivados del petróleo.

Esta teoría, en el caso de colombia ya se comprobó pues el gobierno y los medios, en el mes de febrero de 2016 anunciaron que las reservas de petroleo de nuestro país se podrían terminar en menos de 5 años.  Lea: A Colombia le quedan menos de cinco años de reservas petroleras.

Nuestra dependencia del petróleo es gravísima y lo peor de todo es que su terminación sería una catástrofe nefasta para la humanidad, debido a que no estamos preparados para afrontar otras dinámicas energéticas y otras fuentes alternativas de combustible.

Los medios que cubrieron la protesta tampoco aludieron a este tema ni a la necesidad de empezar a proponer combustibles alternativos que poco a poco vayan reemplazando a los fósiles. En el caso de los gobiernos creemos que tampoco pusieron en colación el tema, al menos por parte de la Alcaldía que hace pocas semanas sancionó a la bicitaxis, una alternativa ecológica de transporte ecológico.

Lea también: Indignante! En Pasto multan a las primeras bicitaxis

En este sentido, nos queda reflexionar hasta donde las protestas deberían estar enfocadas y sólo limitarse en exigir a los gobiernos la rebaja y los cupos de combustibles, o en exigir combustibles y transportes alternativos para el futuro. También queda la inquietud de ese otro lado de la moneda de gremio de taxistas que escoge las carreras y cobra tarifas según les conviene y parece.