Parque Cañón de Juanambú: Lo que la avidez de ocio no nos deja ver

Parque Cañón de Juanambú: Lo que la avidez de ocio no nos deja ver

Por María Castro / cstmaria2@gmail.com

Compartimos el texto de María Castro quien de manera detallada habla sobre las bondades del Juanambú. Hemos publicado el artículo completo en PDF, el cual lo pueden descargar más abajo.

Voces Ciudadanas es un espacio para que nuestros lectores opinen y comenten sobre los acontecimientos cotidianos de manera libre e independiente. Esta sección no compromete ni indica el pensamiento o la opinión de narino.info.

El parque cañón de Juanambú -ubicado entre el municipio de Buesaco y Arboleda- es un proyecto que está en manos de la Gobernación de Nariño, la Alcaldía de Buesaco y de Comfamiliar de Nariño, desde hace 5 años. Empiezo retomando, en la imágen a continuación, lo que corresponde a una breve descripción del lugar.

Si no se nos ha dado la oportunidad de visitar el parque, y solo nos guiamos por aquella reseña, empezamos a visualizar un encuentro esplendoroso con la naturaleza, o en su contraste, un recorrido por los senderos de la historia, escenificando aquella cruenta lucha de hace 200 años entre patriotas y realistas, que permitió a Antonio Nariño y su tropa avanzar hacia San Juan de Pasto. De la misma manera podemos asombrarnos al ver una obra arquitectónica y de ingeniería que ha prevalecido durante 150 años, no solo en el tiempo, sino ante el ímpetu del Volcán Doña Juana que la abatió en el año de 1887: el Puente de los Arcos o del Boquerón, recientemente declarado como Bien de Interés Cultural del ámbito Nacional (Resolución 1941 Julio 03 de 2015).

Es asi como somos poseedores de un gran patrimonio natural e histórico, que merece ser tratado como tal en pro del desarrollo social y cultural. Sin embargo, lo que se percibe al momento de la llegada a la entrada del parque es un ambiente denso en el que lo primordial es entregarse al lucro del transporte, esto quiere decir que, por un precario estado de su vía de acceso se debe pagar la suma de cuatro mil pesos ( $4000 ida y regreso) por persona a los transportistas encargados para descender hasta el parque, trayecto que tiene una duración de aproximadamente 15 minutos. Cabe aclarar que también ofrecen la opción de caminar durante poco más de una hora por la misma «vía» para quienes disfrutan el andar por vericuetos. En otros casos, cuentan irónicamente que hay conductores osados que han logrado llegar en sus autos particulares, pero que luego acudieron en búsqueda de auxilio para ascender, ante las eventuales lluvias que hacen del escarpado camino una trocha sin tregua, y claro está reponiendo los daños causados a su vehículo.

A continuación el documento completo