Bodas de Oro Cooperativa de jubilados y pensionados de CEDENAR

Por Pablo Emilio Obando Acosta

Hacer empresa no es fácil, mucho menos propender por la integración como mecanismo para alcanzar la prosperidad. De ahí que es digno de destacar el trabajo y el compromiso de los diferentes grupos humanos de nuestra región que superando paradigmas y viejas y obsoletas formas de pensar y actuar, buscan la asociatividad de sus integrantes para crear, fomentar y consolidar una empresa. En Colombia a principios del siglo XX se buscan mecanismos que permitan el trabajo conjunto y la unión de empleados y funcionarios que permita pensar de una manera diferente y renovada. Aparecen entonces las primeras cooperativas cuya finalidad en principio era la solidaridad económica y mutual; con el paso del tiempo estas formas de asociatividad progresan y cambian sus objetivos y finalidades. Se piensa entonces en el trabajador, en la familia, en la educación, la vivienda y la recreación. Gracias a las cooperativas se consolidan las primeras organizaciones de trabajadores y su proyección es tal que las mismas empresas inician una transformación que les permite competir en mejores condiciones y en crecimiento continuo y permanente.

En Nariño no es fácil empezar a recorrer el camino del cooperativismo, sin embargo comienzan a aparecer estas formas de asociación gracias al impulso de los diferentes gobiernos de turno que ven en ellas una oportunidad de impulsar planes y proyectos con claras bases solidarias.

Una de las primeras cooperativas en hacer aparición en nuestro departamento es la de los empleados de CEDENAR que, con fecha 15 de noviembre de 1965 firma en la ciudad de San Juan de Pasto el acta de constitución de la “Cooperativa de ahorro y crédito de Trabajadores de las Empresas Eléctricas de Nariño” con el fin de fomentar la asociatividad, el ahorro y la solidaridad entre los empleados de la empresa de Energía Eléctrica de Nariño –CEDENAR-.   La asamblea general elige de una manera democrática la junta directiva que quedaría conformada de la siguiente forma: Gerente, Alfredo Flórez, suplente: Humberto cortes; Auditor: Alberto Meza, con la suplencia de Julio Enríquez y en la tesorería, Gonzalo Jiménez siendo suplente Alfonso Guerrero.

Después de cincuenta años de servicio permanente a sus afiliados y de realizar actividades que propenden por el respeto, la confianza, la honestidad y la lealtad, sus directivos, en cabeza de su gerente, el Administrador de empresas y especialista en Alta Gerencia, José Francisco Pérez, se aprestan a celebrar sus bodas de oro este viernes 27 de noviembre en sobria ceremonia en las instalaciones del Club Colombia, con la presencia de delegaciones de todo el departamento de Nariño y de sus más de 450 asociados.

Resalta su gerente la importancia de la asociatividad de los empleados de una empresa en su empeño de crecer conjuntamente brindando bienestar y tranquilidad a sus familias. Señala que “no es fácil pensar colectivamente, pues casi siempre y debido a la cultura y al medio, hemos aprendido a pensar y a actuar individualmente. Gracias a nuestra Cooperativa hemos vencido esos paradigmas y nos hemos consolidado como una cooperativa seria, con proyección y servicio permanente”.

Durante la celebración de sus bodas de oro se realizará un reconocimiento a sus fundadores y personas que con su labor han contribuido en el crecimiento de esta Cooperativa que se constituye desde ya en un ejemplo regional para las diferentes entidades y empresas que empiezan a recorrer el sendero del cooperativismo y la solidaridad. Diferentes voces de felicitación y aprecio se han dejado escuchar en nuestra ciudad por los cincuenta años de vida de la Cooperativa Multiactiva de Trabajadores, Jubilados y pensionados de CEDENAR –COOPCEN-, que se apresta a consolidarse como una de las cooperativas más reconocida en el sector solidario de nuestra región.

Desde estas páginas expresamos nuestras sentidas voces de felicitación para los integrantes de la gran familia CoopCen pues sabemos que no es fácil mantenerse por cincuenta años prestando servicios y financiación a los sueños de cada uno de sus asociados. Felices Bodas de oro y que su ejemplo sea el aliciente para que nuevas empresas, entidades y organizaciones se organicen para alcanzar colectivamente el progreso y la prosperidad para sus familias y sus anhelos