Continúa el sufrimiento: 2 años de desaparecido el S.I Mario Hernán Córdoba Martínez

Por Xavier Córdoba Martínez

El comandante operativo de la subestación de policía del corregimiento de Ejido, que pertenece al Municipio de Policarpa-Nariño, subintendente (S.I) MARIO HERNAN CORDOBA MARTINEZ, quien llevaba 13 años de servicio en la Policía Nacional, oriundo del municipio de la Florida (N), casado y padre de dos hijos menores de edad, desapareció el miércoles 11 de septiembre de 2013, cuando se movilizaba solo en su motocicleta de placas LYP-29B, CBF Honda, Modelo 2008, hacia la ciudad de pasto a las 4.20 am aproximadamente (Lea también: un año de sufrimiento: ayudemos a encontrar a Mario)

Días antes había recibido amenazas de muerte por grupos al margen de la ley al servicio del narcotráfico, que operan en esta zona, esto se presentó por la incautación realizada de insumos químicos y pasta de coca, todo en cumplimiento de su deber, situación que puso en conocimiento de sus comandantes inmediatos y superiores, se aclara que estos no tomaron las medidas de seguridad necesarias para proteger su vida, teniendo en cuenta que esta zona es considerada como “roja” en cuanto a orden público.

El caso cumplió dos años, sin que se conozca de su paradero, solamente existen rumores de su posible muerte y desaparición del cuerpo en el rio Patia, hasta el momento nadie ha confirmado esta hipótesis, pues la investigación del caso se encuentra liderada por la Fiscalía General de la Nación, específicamente la Unidad Nacional Contra los Delitos de Desaparición y Desplazamiento Forzados, seccional Nariño y el Comando del Departamento de Policía Nariño. Se resalta que la investigación realizada hasta el momento no ha entregado resultados claros y concretos de lo sucedido con el Subintendente Córdoba, pues la investigación aún se encuentra en proceso dicen las autoridades mencionadas.

Por su parte, la familia del uniformado cada día que pasa la consume la incertidumbre y tristeza, al no saber con certeza que paso con su ser querido. A lo anterior se añade el abandono recibido por parte del departamento de Policía Nariño, pues hace un año que no reciben información precisa sobre las actividades que han adelantado para resolver este caso. Es indignante saber que en otros casos esta institución ha puesto todo el empeño e inteligencia y logró resultados positivos en el corto plazo, ejemplo, agente de la DEA asesinado en Bogotá.

En vista de este abandono por parte de la institución a la que el pertenecía el uniformado, han recurrido a las oraciones hacia nuestro señor Jesucristo para mitigar el dolor y la incertidumbre que sienten por la pérdida de su ser querido.