27 frases de Jaime Garzón, lecciones de Colombia para no olvidar

Compartir

27 frases de Jaime Garzón, lecciones de Colombia para no olvidar

Un 13 de agosto de 1999, el humorista fue asesinado a manos de dos hombres que le propinaron seis disparos, cuatro en la cabeza y dos en el cuello, cuando conducía por Bogotá. Todo el país se conmocionó con la muerte del humorista y activista, que nunca tuvo tapujos para decir lo que pensaba.

A continuación compartimos 27 frases de Jaime Garzón como afirmaciones y lecciones de Colombia para jamás olvida:

“A mí no me da miedo que me maten; a mí me da miedo que me dejen como a Navarro Wolf”.

“Liberales y godos…total piensan igual, gobiernan igual, roban igual”.

Lea también:  10 frases No tan Grandiosas del Che Guevara

 “Para uno hacer crítica lejos de los intereses del poder tiene que tener un desprecio por el poder”.

“Romaña es un tipo que tiene 26 años, está convencido que es el Ché Guevara, tiene una convicción absoluta de que ellos son el camino de la salvación y es muy gallero, le gustan mucho los computadores chiquitos, los equipos raros…”

“Álvaro Uribe es peligrosísimo”.

“Yo no bebo, no fumo. Mis únicos vicios son hacer reír, hacer pensar y no incurrir en la lectura de José Obdulio Gaviria”.

“Este país se escandaliza porque uno dice Hijueputa en televisión, pero no se escandaliza cuando hay niños limpiando vidrios y pidiendo limosnas, eso sí no, eso es un folklore”.

“Saber que el país está en una profunda crisis es una redundancia. Yo propongo que entre todos echemos de pa’ atrás y busquemos las razones de por qué el país está como está”.

 “Lo que nos enseñan a los colombianos no tiene nada que ver con las necesidades que tenemos los colombianos”.

“Nosotros nombramos funcionario públicos es para que le funcione al público- y terminamos haciéndoles venias, es decir, todos sirviéndole a ellos. Es un absurdo”.

“Nosotros no sabemos si somos españoles, si somos mestizos y sin embargo seguimos rindiendo un tributo y un respeto a esa clase alta dueña del poder. Fíjese cómo estamos de extraviados de nuestra realidad, cómo es de absurda nuestra lógica”.

 “Este país entiende que el desarrollo es cemento. ¿Para qué queremos ocho vías si nos agredimos?”

 “Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvarlo. ¡Nadie!”

 “Samper está dictando Cátedra Colombia en España. Me parece que es una buena venganza porque fueron como cinco siglos de engaño de parte de los españoles a nosotros. Ahora los estamos engañando”.

“En Colombia yo creo que el pueblo recobra la capacidad de poder si se organiza, en términos civiles, porque el conflicto armado ya no tiene razón de ser”.

“Yo no he visto ciudadanos del mundo más cómodos que los colombianos. Somos comodísimos, la ley del menor esfuerzo y un pesimismo… A las 8 es la cita pero ¿para qué llego a las 8 si nadie va a llegar?”

“Ser colombiano para nosotros significa tener una astucia, casi siempre mal usada”.

 “Hay algo que existe en los colombianos: no perdemos la esperanza de hacerlo cada vez mejor”.

 “Si hacemos un sicoanálisis de un guerrillero director, es un tipo con ausencia de papá, un adolescente atolondrado (risas). Huy no, me matan mañana por la mañana, me mandan un carrobomba frente a la casa”.

“La última oportunidad que tuvo la guerrilla en este siglo, de reintegrase a un proceso de verdad renovador, fue la Constituyente. Pero no lo hicieron, se les ofreció toda la posibilidad”.

“Los narcotraficantes son una ‘lumpenburguesía’, porque se han venido incrustando en el sistema social que tenemos”.

“No es nuevo que los políticos hayan usado el Estado en beneficio propio, nos es nuevo que una obra aquí cueste quince y veinte veces más de lo que vale”.

“En Colombia hay mucho talento, pero la educación nos ha llevado a que el talento sea desperdiciado. Se tuerce”.

“¿Es posible que la solución de la crisis nacional venga de allá mismo, de los que la han provocado?”

“Cómo que no hay líderes, si somos más de 30 millones contra esa franja pequeña. Es una franja muy pequeña que se ha apoderado de los medios de comunicación, que se ha apoderado de todas las cosas”.

“Si ustedes no reaccionan y hacen uso del voto, vuelven y nos imponen otro tipo”.

 “La universidad tenía una gran ventaja: era la universalidad del conocimiento… hasta que llegaron los profesores”.