Guaitarilla, Ciudad Universitaria

Por Ramiro Egas Villota 

Sólo imaginarlo resultaría difícil. Empero, cuando se juntan voluntad, conocimiento, músculo económico, suficiente experiencia en los diversos campos de aplicación y sobre todo la gratitud que no es sólo sentimiento sino una innegable virtud contra la cual ningúna talanquerá puede impedir la concreción de un emprendimiento de naturaleza tal, que en poco tiempo transformará al pequeño poblado que es la cabecera del municipio de Guaitarilla – Nariño, en una auténtica Ciudad Universitaria.

Y es eso lo que se hace en Guaitarilla. Gracias al proyecto que desde el año pasado puso en marcha la Fundación CASS que preside el ingeniero Carlos Alberto Solarte Solarte y quien en aras de garantizar su éxito de principio a fin, motivó, convenció y vinculó a importantes empresas como la Caterpilar Motors, la General Motors y la Kenwort, entre otras, que por ahora se me escapan y de manera conjunta con la Universidad Minuto de Dios, se distribuyen tareas y responsabilidades.

El proyecto prevé una inversión aproximada a los 20 millones de dólares, inversión que incluye la construcción de un campus universitario digno de cualquier ciudad capital; la implementación inicial de programas de ingeniería civil con enfasis en manejo y administración de maquinaria pesada y agroecología. Los programas académicos se desarrollarán mediante ciclos propedéuticos que permita a los estudiantes avanzar en escalas que van de lo técnico a lo tecnológico y de ahí, hasta lo profesional.

Guaitarilla para fortuna del proyecto, históricamente ha sido un municipio en donde se cultivan las disciplinas del espíritu: la música, las artes, las letras… en general el intelecto.

En política, por ejemplo, para abordar un tema de actualidad, la gente reclama efectiva participación en la construcción de programas y propuestas que apalanquen en forma cierta el desarrollo municipal.