Re victimización masiva tras el regreso de la guerra en el sur de Colombia


Re victimización masiva tras el regreso de la guerra en el sur de Colombia.

Víctor Chaves Rodríguez.

Con las fuerzas militares y de policía en estado de alerta las organizaciones comunitarias y populares en proceso de movilización masiva y los organismos internacionales y de derechos humanos a la expectativa, las comunidades de las subregiones de Nariño en donde el conflicto armado es una constante desde hace muchos años vieron en esta semana alejarse n poco las esperanzas de paz.

“La verdad es que la gente ya estaba acostumbrándose a vivir sin la zozobra de todos estos años. Desde diciembre pasado la situación se tranquilizó y prácticamente no se presentaron alteraciones violentas de la tranquilidad”, comenta Carmen, una líder popular de la costa pacífica nariñense que dos semanas atrás había aceptado dar una entrevista a los reporteros de narino.info para precisamente conversar sobre los efectos del cese al fuego para las comunidades rurales, pero que, “de nuevo en guerra, señor”, ahora ni siquiera quiso que se diera a conocer su nombre verdadero.

Otros líderes lamentan que medio año sin violencia no haya sido suficiente para que “tanto el Gobierno como los guerrilleros se dieran cuenta de que así es como queremos comenzar a vivir mejor”, aunque no pierden las esperanzas de que “los hechos motiven a las partes para que apresuren los acuerdos”, algo que los expertos no ven como viable o lógico por el momento.

Evidente re victimización

“Los anhelos de una paz duradera hicieron pensar a muchos que ya era posible retornar a sus tierras. Algunas familias lo hicieron y hoy están de nuevo por fuera, viviendo el drama que creían que habían dejado en el olvido”, comenta con mucha nostalgia Carmen, quien también sufren pensando como los jóvenes por ejemplo, vuelven a estar en la mira de todos los actores armados, que “de una u otra manera siempre van a ser perseguidos por todos, bien porque hagan algo o porque no lo hagan”.

Sobre este tema “Paulita”, una adolescente de Tumaco expresa que “desde la semana pasada comenzaron a faltar de nuevo varios de nuestros compañeros del colegio. Algunos por miedo y otros porque los obligan a participar en los paros y los bloqueos”.

Según ella, “aquí en Tumaco la paz volvió a retroceder varios años después de que pensábamos que ahora sí había una oportunidad verdadera de vivir en tranquilidad, sin ver desaparecer a nuestros parientes y amigos”.

En general se percibe un ambiente de pesimismo en esta subregión y según Las fuentes oficiales consultadas, la situación es similar en el resto del departamento de Nariño.

Las autoridades administrativas en el municipio de Tumaco y el Departamento lamentaron el retorno de los hechos violentos porque sentían que “Nariño era la región más beneficiada tras el cese al fuego unilateral asumido por las Farc”, como lo expresó el secretario departamental de gobierno, Jaime Rodríguez Torres.

Promueven cese bilateral

Según pudo conocer narino.info, las autoridades departamentales han insistido ante el gobierno de Juan Manuel Santos para que estudie la posibilidad de asumir también la discusión del cese al fuego bilateral mientras concluyen los diálogos en La Habana.

“Es un deseo que desde hace años viene expresando la comunidad de los sectores más golpeados por el Conflicto Armado en Nariño y otros departamentos. Hechos como los de los últimos días simplemente ratifican que es una decisión más necesaria que deben tener los actores armados de la guerra en Colombia”, explicó Jaime Rodríguez.