25 años sin Carlos Pizarro: un líder que luchó por la paz y la democracia en Colombia.

Carlos Pizarro Leongómez fue uno de los fundadores y el último Comandante general del Movimiento 19 de abril, M-19, grupo guerrillero que firmó, el 9 de marzo de 1990, el acuerdo de paz con el gobierno colombiano del entonces presidente Virgilio Barco. La firma del acuerdo se hizo en una cancha de fútbol de Caloto, Cauca.

Luego de tan grande acontecimiento que llenó de alegría a la mayoría de los colombianos, Pizarro fue asesinado el 26 de abril de 1990, por las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, mientras viajaba en un avión hasta Barranquilla. Para esa fecha era candidato a la presidencia por el Movimiento Político Alianza Democrática M-19, que surgió del grupo guerrillero M-19, luego de su desmovilización.  Se considera que la dejación de armas por parte del M-19 se dio para evitar que esta guerrilla se vinculará con el narcotráfico.

¿Quién fue Carlos Pizarro Leongómez?

Pizarro fue un costeño que nació el 6 de junio de 1951 en Cartagena de Indias y fue asesinado el 26 de abril de 1990 en Bogotá. Fue hijo del almirante Juan Antonio Pizarro y de Margoth Leongómez.

Carlos realizó sus estudios de bachillerato en diversas instituciones de la capital colombiana, luego ingresó a la Pontificia Universidad Javeriana a estudiar Derecho, pero tras apoyar una protesta fue expulsado de esta institución, sin embargo, dio continuidad a sus estudios universitarios en la Universidad Nacional de Colombia en donde conoció y participó del Movimiento Juventud Comunista Colombiana, JUCO, que más tarde le permitiría incursionar en el campo político y su activismo revolucionario junto con sus experiencias directas que logró establecer en las prácticas sociales que realizó en zonas de violencia del país.

¿Carlos Pizarro Leongómez y la vida en la guerrilla?

A la edad de 17 años, en 1968, se enfiló a las tropas de las Farc, pero tras diferencias con el grupo guerrillero, especialmente con los Altos Mandos, desertó el 11 de septiembre de 1973 y formó el Movimiento 19 de abril, M-19, junto a Jaime Bateman, Germán Rojas Niño, Vera Grabe, Iván Marino Ospina, Álvaro Fayad, Luis Otero Cifuentes,  José Gregorio Lozano Cortés.

El grupo guerrillero, M-19, se consideró como nacionalista, bolivariano y socialdemócrata. Se caracterizó por ser una guerrilla urbana. Entre los actos recordados e inolvidables para la memoria del país está el robo de la Espada del Libertador de la Quinta de Bolívar, que se convirtió para este grupo en el símbolo y la consigna: «Bolívar, tu espada vuelve a la lucha». También estuvo el robo de 5 mil armas al ejército del Norte de Bogotá, durante el gobierno de Julio Cesar Turbay.

Holocausto del Palacio de Justicia

El robo de las armas al ejercito ocasionó que varios líderes del M-19 fueran capturados y encarcelados, entre ellos, Carlos Pizarro, el 14 de septiembre de 1979 en Alto de Nogales, Santander.  Luego de 3 años, en 1982, en el gobierno de  Belisario Betancourt, le concedieron la libertad junto a sus compañeros, tras la aprobación de la Ley de amnistía que se acordó  con mayoría absoluta en el Congreso.

Posteriormente, se firma el acuerdo de tregua en Corinto, el 24 de agosto de 1984, pero en 1985 se anunció, por parte del M-19, la finalización de este acuerdo y el 6 de noviembre del mismo año, como muestra del reinicio guerrillero, se produjo la Toma del Palacio de Justicia; para entonces, Carlos Pizarro era el segundo comandante del M-19. Aunque se manejan, al menos, dos versiones, que motivaron la toma del palacio, Pizarro, reconoció públicamente que fue un error por parte del grupo guerrillero. La primera, insiste en que la toma al Palacio fue promovida por Pablo Escobar y la otra porque el gobierno incumplió los acuerdos de tregua. Cualquiera que haya sido la razón, ocasionó la muerte y la desaparición de varias personas, por lo cual se ha catalogado como uno de los Holcaustos y masacres más recordadas en Colombia.

Proceso de Paz, candidatura a la presidencia y muerte de Pizarro

Luego que el M-19 secuestrara a Álvaro Gómez Hurtado y posteriormente lo liberara, el presidente Virgilio Barco anunció la iniciativa del proceso de paz con este grupo guerrillero. Esto se dio el 1 de septiembre de 1988 y culminó el 9 de marzo de 1990, con la desmovilización y dejación de armas, que dio como resultado el movimiento político Alianza Democrática M-19 y se conociera públicamente como candidato presidencial a Carlos Pizarro Leongómez.

La política de Pizarro fue de tipo nacionalista basada en las realidades del país, que impulsará la equidad económica, política y la pluralidad ideológica de la sociedad.

En sus días de vida la pública, Pizarro recibió constantemente amenazas de muerte, lo cual hizo que se convirtiera en el hombre más escoltado de Colombia; sin embargo, el 26 de abril de 1990 fue asesinado por el sicario paramilitar Gerardo Gutiérrez Uribe alias «Jerry», quien le disparó varias veces en pleno vuelo. Posteriormente, se conoció que el autor intelectual de su asesinato fue el ex paramilitar Carlos Castaño y que posiblemente, existió complicidad con algunos miembros, escoltas, del Estado.