Dispensadores para perros callejeros, otra forma de manejar el problema

Resignados todos a que el ser humano y la sociedad en general se comporten de una manera cruel con los seres vivos  de aquí a la eternidad, la poca gente que se preocupa por ejemplo por la suerte de las mascotas que son abandonadas en las calles recurre a alternativas que además de efectivas son muy creativas.

“Es una forma de adaptarse a la condición del ser humano en sociedad, representada en comportamientos reprobables y hasta salvajes con seres que lo único que han demostrado es amor y fidelidad”, plantea Herwin Vallejo un animalista que no se resigna, como muchos de sus compañeros a aceptar la crueldad de sus destinos para esos animales que son abandonados  en las calles por seres indolentes e irresponsables.

Por eso, la ubicación de un dispensador de alimento para perros callejeros en una zona central de la ciudad de Pasto se toma como un paso importante en procura de alcanzar varios objetivos, empezando por la concientización de la gente sobre la trascendencia de esta situación y el compromiso general que debe existir para buscar soluciones civilizadas.

El Dispensador, que ya es conocido como ComeDog es un objeto de mediano tamaño que tiene capacidad para almacenar hasta 22 kilogramos de alimento concentrado y será ubicado en la sede del Cuerpo de Bomberos de la capital nariñense, muy cerca del centro de la ciudad y también en un área cuya vecindad es reconocida por la proliferación de perros callejeros.

La idea es que el dispensador se sustente con los aportes de todos los interesados en manejar este asunto con otra perspectiva, sin tener que recurrir a métodos radicales como la muerte de estos o su traslado masivo a otras poblaciones, como se ha visto anteriormente. Se espera que el apoyo sea permanente, aunque se sabe que ya hay algunos a quienes la idea no les llama la atención.

“Por supuesto que esta iniciativa tiene contradictores, porque apuestan a que se aumentará el número de perros abandonados”, sostiene Vallejo, y agrega “pero de lo que se trata es de mejorar la calidad de vida de decenas de estos animales que hoy vagan por las calles debido a la irresponsabilidad de los humanos.

¿Un tema sin votos?

Como ya se ha planteado antes en medios como narino.info la mayoría de los candidatos a cargos de poder político o corporaciones públicas solo se acuerdan de estos asuntos en tiempos de campaña. Todos se vuelven ambientalistas y animalistas. Juran luchar por la defensa de la naturaleza, pero luego, si son elegidos, voltean la espalda y se olvidan del asunto.

Tal parece que de todas maneras la credibilidad de los amigos de los animales y de la naturaleza en general por las promesas de los candidatos  es muy baja y por eso no llama tampoco la atención de las autoridades, empezando por los alcaldes, que, así sean mandatarios de ciudades de mediana o gran dimensión siguen ignorando el tratamiento a fondo de problemas como el de los vehículos de tracción animal y el de la atención de las mascotas abandonadas, para solo citar un par de ejemplos.

De ahí que sean organizaciones privadas, muchas de estas sin ánimo de lucro las que han asumido en esta ciudad la tarea de generar conciencia entre la comunidad sobre el problema de las mascotas abandonadas y al mismo tiempo aplicar soluciones prácticas.

El sábado habrá un acto formal de instalación del dispensador y al mismo habrá una jornada de donación de alimentos concentrados en la misma sede del Cuerpo de Bomberos.