Cine católico más allá del mensaje institucional.

Por Víctor Chaves Rodríguez

Con un grupo de películas relacionadas, es posible acercarse y entender los orígenes y las motivaciones de esta religión.

La visión católica de Dios, es un tema que ha servido para llenar salas de cine; bien sea porque se trata de mensajes que idealizan y convierten en mártires y héroes a los promotores y militantes de esta religión, o porque se trata de críticas, a veces profundas, otras veces elementales, sobre el comportamiento y el proceder de quienes se designan como los voceros del cristianismo en la Tierra.

Favoritas, listas y sinopsis

Tratar de confeccionar listas y sinopsis de películas que promuevan o critiquen detalles parciales o absolutos de una religión con la trascendencia histórica y espiritual del catolicismo implica la subjetividad del autor de esta propuesta, no es una labor elemental.

En el año 2007 la “National Catholic Register”, intentó este ejercicio; los resultados por supuesto, generaron todo tipo de comentarios, a favor y en contra, pero finalmente determinaron un “top ten” de las proyecciones que supuestamente estimulan la espiritualidad y la fe de los creyentes.

peliculascatolicas2

Cristo hecho hombre

“La Pasión de Cristo”, producida y dirigida en 2003 por el australiano Mel Gibson, se llevó los honores en el sondeo, lo que demuestra que para los creyentes es importante ver a su Dios hecho hombre, es decir, amando y sufriendo.

Y no es sorpresa que más de 40 años después, “La Novicia Rebelde”, la romántica película protagonizada por Julie Andrews y Christopher Plummer sea aún una de las favoritas, no solo de los practicantes católicos, sino de quienes piensan que el cine debe fomentar elementos de unión familiar y de convivencia social.

Lo que prefieren los católicos jóvenes

A los católicos jóvenes les interesa conocer aspectos particulares de la historia del catolicismo; ahondar en sus ritos y misterios; apreciar y disfrutar sus fortalezas; distinguir y debatir sus debilidades.

La temática particular de “La Misión”

Con “La Misión” de Roland Joffé, por ejemplo, pueden comenzar a darse cuenta de que luego de la crucifixión de Jesús, vinieron años, décadas y siglos aciagos; que quienes se autodenominaron como representantes de Cristo, eran ante todo seres humanos, cargados de pecados como la ambición y la soberbia y que en algún momento de sus vidas purgarían por esto.

Las sandalias de Anthony Quinn

El actor méxico – norteamericano, Anthony Quinn encarnó en 1968, en “Las Sandalias del Pescador” a Kiril Lakota , el obispo ruso que fue nombrado como Papa por una coyuntura política, luego de haber permanecido más de 22 años en los gulash por decisión del gobierno comunista.

Es una película estadounidense de 1968, dirigida por Michael Anderson y está basada en la novela del escritor australiano Morris West, que apareció en público hacia 1963; la argumentación muestra a un pontífice cargado de dudas y desconfianzas, en momentos en que una decisión suya puede cambiar el rumbo del catolicismo para siempre.

Fetiches y jerarquías oscuras

Las publicaciones del investigador teológico, Dan Brown y posteriores producciones fílmicas: “El Código da Vinci” y “Ángeles y Demonios”, ponen en duda la propia historia católica del mundo y por supuesto deja por el suelo la moral y la ética de la jerarquía eclesiástica a lo largo de su existencia.

La crítica desaforada de parte de voceros de grupos radicales y extremistas, sumada a una polémica sin fondo pero con muchos protagonistas, provocó que las dos producciones fueran vistas por miles de espectadores en todo el mundo.

Entre “La Lista de Schindler” y “La Duda” 

Steven Spielberg, el famoso director norteamericano, presentó en 1993, “La Lista de Schindler”, un tributo a aquellos judíos católicos que sacrificaron sus bienes personales para salvar a sus hermanos de los campos de concentración y aniquilamiento. La crítica y el público fueron demasiado benevolentes.

En cambio, en “La Duda”, la película realizada en 2008 por John Patrick Shanley se desnuda por primera vez la crisis que golpea al interior de la estructura de la Iglesia Católica debido a los problemas de pederastia evidenciados por muchos de sacerdotes y jerarcas eclesiásticos en todo el mundo y desde hace muchas décadas.

Crítica barata y sin sentido

Sin duda alguna, la dirigencia de la religión católica, y esta como tal, también han sido blanco de producciones tendenciosas y mal intencionadas como “El Devorador de Pecados”, una producción de terror de 2003, que narra la historia un sacerdote renegado que descubre una secta secreta del catolicismo que comete y oculta terribles crímenes.

Una producción alemana de comienzos de milenio “Las Hermanas de la Magdalena”, identifica un reformatorio para adolescentes con un campo de concentración de la II Guerra Mundial, mientras que en “Chocolate”, una producción del año 2000, la protagonista es una atea que lucha para liberar una comunidad católica de sus líderes.

La propuesta de Martin Scorsese

En 1988, el reconocido director norteamericano Martin Scorsese , presentó “La Última Tentación de Cristo”, una versión muy apartada de los preceptos bíblicos sobre la vida de Jesucristo.

La crítica se dividió en sus comentarios y opiniones y al final el público no asistió en los volúmenes esperados.

Girasoles, pan y vino

Se puede cerrar este menú parcial de producciones fílmicas relacionadas con el catolicismo con dos propuestas españolas absolutamente disímiles: “Marcelino, Pan y Vino” y “Los Girasoles Ciegos”.

La primera es una película española de 1955 dirigida por Ladislao Vajda y cuenta la historia de Marcelino, un bebé abandonado que es encontrado por unos frailes franciscanos, quienes se hacen cargo de su educación.

Unos años después, Marcelino descubre en el desván una imagen de Jesucristo crucificado. El niño le ofrece un mendrugo de pan, que el hombre acepta. A partir de ahí la trama se desenvuelve alrededor del mito que se forma por lo que le sucedió al menor.

En la segunda, una producción del 2008 de José Luis Cuerda, se intenta explicar a través de historias simples de españoles durante la guerra civil, la incidencia de Iglesia Católica para mantener el status quo en tiempo del denominado franquismo.