Pánico en municipios del norte de Nariño por presuntos ladrones de niños

Por: Robert Atis Bernal

Pánico en municipios del norte de Nariño por presuntos ladrones de niños. Las comunidades campesinas como padres de familias y cuerpo docente de los municipios del norte del departamento de Nariño, han entrado en pánico por la presencia de personas desconocidas quienes se hacen pasar por vendedores ambulantes.

NARINO.INFO conoció de personas y docentes que reservaron sus nombres que hay supuestos vendedores ambulantes que no llegan a vender los productos sino a investigar a las familias con pregunta de escuelas y jardines.

Este jueves se presentó un caso en la vereda San Martin del municipio de San Pedro de Cartago en donde presuntos vendedores ambulantes empezaron a indagar a una madre de familia haciéndole todo tipo de preguntas, hechos que los dieron a conocer a las autoridades, así lo manifestaron docentes.

Por su parte uno de los profesores le indicó a este medio informativo que dicha madre de familia llegó a su institución educativa que de la vereda San Martin está a una distancia de unos 25 minutos en carro o moto a darle a conocer de lo sucedido, por lo que dio aviso inmediato a la Policía.

La habitante que negó a los supuestos vendedores desconocer del lugar explicó, “ayer alrededor de las 7:30 o 8:00 de la mañana se me acercaron un joven más o menos de unos 30 y 37 años y una mujer que aparentaba tener unos 25 años y no me ofrecieron los productos sino comenzaron a preguntarme que si trabajaba con niños, con quien vivía, que si las escuelas estaban lejos, que si habían jardines, pero ante la sospecha negué todo, les manifesté que no conocía la zona”.

Otro de los ciudadanos de ese lugar también nos contó que en días anteriores unas personas intentaron rebatarle a una señora su hija a quien la golpearon, pero por los gritos de auxilio lograron salvarla. Sin embargo, la señora sufrió varias lesiones por lo que tubo ser remitida a un centro de salud, los hechos sucedieron en zona rural del municipio de la Unión.

Según líderes comunitarios, el mismo caso se había presentado en el corregimiento de Las Brisas jurisdicción del municipio de San Pablo, en donde las familias tomaron la justicia por sus propios medios, pero los delincuentes se les escaparon, quienes pretendían llevarse a un niño cuando salía de una institución educativa.

Así mismo explicaron que son dos vehículos uno de color negro y otro gris tirando a ser blanco los que han sido vistos en repetidas ocasiones por los campesinos.

Los docentes señalaron que por los corregimientos y veredas es deficiente la presencia de la Policía, pese a las denuncias que hay desde que desapareció la niña Paula Nicole, aun no se ha reforzado la seguridad porque se siguen presentando los problemas con la presencia de personas desconocidas.

“Al parecer hay una banda delincuencial que se distribuyen en los municipios para robarse a los menores edad, puesto que ya se han presentado los casos, pero aun no se ha visto la presencia ni de Policía ni Ejército”, señalaron padres de familia.

Agregaron que en la actualidad ya no pueden ni salir a trabajar a sus cultivos, porque deben estar pendiente de sus hijos, tienen que ir a dejarlos y a traerlos de los centros educativos por miedo a que desaparezcan.

La persona que denunció los hechos indicó que los supuestos vendedores encontraron a más personas pero nunca le ofrecieron los productos, sino que empezaban a interrogar. “Como estamos lejos y tampoco tenemos comunicación de la Policía recorren las veredas normalmente vehículos desconocidos”.

La comunidad dijo que en los centros educativos, tiendas, jardines y residencias, se encuentran pegados unos carteles de los supuestos ladrones de los niños.