desfile-colonias-

Desfile de colonias ¿Un evento para repensar u olvidar? Al sentarnos a tratar de escribir la crónica sobre el desfile de Colonias de este 2 de enero en donde según los diversos portales locales “Las Colonias Muestran su Cultura”, reconocemos que no ha sido fácil.

Con sinceridad se intenta no caer en el lugar común de la crítica negativa de todo y cuanto emerge en el Carnaval de Negros y Blancos y se debe tratar de encontrar y enaltecer los hechos positivos que surgen de cada uno de los eventos a los que podemos asistir y en ocasiones participar.  Pero la verdad pura es que no es mucho lo que se puede rescatar de este desfile que cada año viene perdiendo fuerza y validez.

Según el portal oficial del Carnaval, www.carnavaldepasto.org, se considera que el Desfile de las Colonias es un evento en el cual las personas que provienen de otras partes de Nariño y que residen en la ciudad de Pasto muestran los valores culturales, artísticos y gastronómicos de cada uno de sus lugares de origen.  Hasta ahí la idea suena bien y es muy loable ya que busca el enriquecimiento del Carnaval a través de la presencia de las expresiones existentes en los municipios y a su vez reconocer el papel que las regiones cumplen en el desarrollo no solo de Pasto sino también del Departamento.  Pero como dicen los mayores “del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Este año tan solo participaron siete colonias, e igual número se registró el año anterior y muy cercano al número de años pasados que no han superado los doce participantes.  Doce de más de 63 municipios que tiene migrantes asentados de formar temporal o permanente en la ciudad sorpresa de Colombia no es número muy significativo ni tampoco representativo, eso sin mencionar que la calidad de las participaciones es muy baja.  A veces pareciera que la participación fue una decisión tomada vísperas de año nuevo bajo la algarabía de la fiesta y de la quema del año viejo.

No tenemos memoria cuando comenzó esto del Desfile de las Colonias, creo que ya son más de 15 años –si estamos equivocados nos corrigen-, lo cierto es que nació no de una iniciativa popular sino de intereses particulares que le apoyaron y que le dieron cierto valor y representatividad en sus inicios, decisión que surgió tratando de emular el valioso encuentro de los municipios de la exprovincia de Obando en Ipiales.  Nada que ver, la identidad y la fuerza que tiene el evento en la “Ciudad de las Nubes Verdes” no tiene punto de comparación con la escueta muestra que hemos venido observando hace ya varios años en Pasto.

Asistimos en este año a un lacónico desfile en donde, como en el 31 de diciembre, hubo más bicicletas que colonias y más militares desfilando que Años Viejos concursando.  La insatisfacción fue similar a la del año pasado, “muchas de las personas que se dieron cita a la Senda del Carnaval este año se vieron sorprendidas por un desfile demasiado corto que dejó una sensación de insatisfacción… Esperamos que en las próximas versiones de este desfile se logre convocar a más municipios del Departamento de Nariño que estamos seguros tienen muchas tradiciones de su folclore que bien vale la pena que sea compartido con Colombia y el mundo a través del Carnaval” acotaba la nota de Caracol en su página Web el año anterior; no sabemos que tendrán que decir en este año.

Muchas de los asistentes al desfile tienen opiniones diversas, algunos piensan que se debe suprimir ante su baja calidad y mínima participación; otras opinan que el día no es el mejor ya que muchas personas tanto de los residentes en Pasto como provenientes de los municipios tienen sus propias actividades tanto familiares como municipales lo que no hace atractivo desplazarse a Pasto en esta fecha; varios indican que esta actividad tendría más acogida en una fecha fundacional representativa para Nariño como podría ser el día de la creación del departamento el 6 de agosto o en las actividades del onomástico de Pasto en el mes de junio.  Varias personas afines a suprimir este evento de las colonias opinan que sería mejor dedicar el 2 de enero a resaltar los colectivos coreográficos en el “Día del Canto a la Tierra” –con ofrenda a la “Michita Linda” incluida y dejar menos recargado el 3 de enero solo con el Carnavalito como un día para resaltar y rescatar las escuelas del Carnaval y fortalecer las nuevas generaciones como un componente del Plan Especial de Salvaguarda.

La idea, como decíamos al principio, de reconocer y valorar la multiculturalidad que conforma e identifica el Departamento es valiosa y cabe destacarla y no echarla en saco roto; sin embargo si vale la pena que tanto Corpocarnaval como también los entes departamental y municipales que están a  cargo de la cultura se sienten juiciosamente desde que termina el carnaval el 8 de enero para mejorar, trasladar o definitivamente suprimir el Desfile de Colonias el 2 de enero. Se requiere de dolientes, académicos, artesanos, servidores públicos entre otros que escuchen atentamente el clamor popular, muchas veces “Vox populi, vox Dei”.

Apostilla: La caravana de Bicicletas si va a seguir participando se debe organizar mejor y tematizarla;  el año anterior surgió como una muestra pacífica de inconformismo ante el adefesio de la Cabalgata y tuvo sus frutos, ya no hubo este año dicho desfile que según un sondeo muy ligero no era bien acogido en Pasto.  Bien la aparición de los caballitos de acero, pero requiere mejor organización para que tenga identidad en el Carnaval o también sería de repensarlo para otra fecha.

2 Comentarios

  1. Los Turistas y Foráneos que volvemos cada año o cada dos años al carnaval, no entendemos porque cobran el puesto en un palco y además hay que madrugar a ocupar lo porque de lo contrario no responden por el mismo, quienes son los dueños del negocio de los palcos, son muy inseguros, Dios no lo quiera, una falla de un palco habría una mortandad terrible, además no hay baños públicos, no hay medidas de seguridad y prevención, ambulancias paramedicos, entre otros, pagados por los dueños del negocio de los palcos que limitan la entrada de mucho publico, ya de que después de una hora señalada no permiten la entrada a nadie. la verdad que una cosa es dar empleo pero otra cosa es comercializar el carnaval, porque no dan la concesión de la carioca a una empresa Nariñense, lo mismo los licores en fin.

Comments are closed.