dignidad-contable

Comentarios al proyecto de ley que pretende armonizar la normatividad para la aplicación de NIIF y NAI.  Las entidades abajo firmantes hemos constituido durante la Jornada Nacional por la Defensa de la Contaduría Pública, realizada en la ciudad de Bogotá el pasado 21 de noviembre, una Mesa Amplia por la Contaduría Pública a la cual invitamos a hacer parte a los diferentes sectores gremiales, pero además empresariales, sociales y gubernamentales en general, con el fin de defender el carácter público de nuestra profesión, entendiendo allí la necesidad de vincular nuestro ejercicio profesional al mejor bienestar posible de los diferentes sectores con los cuales la Contaduría Pública se relaciona. Una profesión que esté al servicio del fortalecimiento económico y social de nuestro país, sin favorecer sectores o particulares que menoscaben la naturaleza pública de la profesión y su vocación ante la sociedad nacional.

Siendo así, este proyecto de ley es de alta importancia en el proceso de rediseño de la profesión que actualmente se adelanta y como ciudadanos y profesionales afectados ejercemos nuestro derecho de manifestarnos acerca del mismo. Consideramos que una reforma de las características y profundidad que se propone amerita todo un proceso de conocimiento por parte de la comunidad nacional, su difusión y discusión amplia en diferentes escenarios.

El proyecto de ley toca diversos tópicos, tales como la revisoría fiscal, la auditoría, el código de ética profesional, consideraciones acerca de la certificación de estados financieros, implicaciones tributarias y otros ítems que por su extensión e importancia requieren, insistimos, discusiones mucho amplias, sin embargo los tiempos establecidos para la presentación de comentarios ante el Ministerio ha sido muy limitado, aproximadamente de un mes, lo cual no favorece la discusión democrática e incluyente de los posibles afectados; en estas circunstancias, nos limitamos a enunciar algunos aspectos específicos a uno de los múltiples temas atinentes a este proyecto y es la revisoría fiscal:

  • Tanto el control de fiscalización (encarnado en este caso en la institución de la revisoría fiscal) como la auditoría corresponden a dos tradiciones del control que han coexistido en el mundo occidental desde los inicios mismos de la modernidad, que mantienen un sentido y finalidad desde el punto de vista de la función social  que desempeñan. Entendemos que se quieran reglamentar aspectos importantes de la auditoría y del aseguramiento, pero para ello no se requiere reformar ni derogar la institución de la revisoría fiscal interviniendo el código de comercio como de hecho pretende hacerse en este proyecto de ley para suplantar la revisoría por una figura de auditoría. Son dos modalidades de control que pueden seguir coexistiendo, cada una en su espacio y según su naturaleza y funciones.
  • Conservar el nombre de “revisoría fiscal” para una figura que cumpliría funciones de auditoría, pero cambiándole dramáticamente sus funciones (art. 3 proyecto de ley) es un desconocimiento total al papel de la revisoría fiscal y un intento de destruir por la vía legislativa una importante institución, en la cual el mismo Estado puede apoyarse para realizar su labor de control y supervisión. En la práctica lo que está promoviendo el proyecto de ley es una suplantación total de la revisoría fiscal por la auditoría, aunque se le conserve su denominación. Este artículo 3, leído en conjunto con las derogatorias del artículo 19, terminan reemplazando las funciones de la revisoría fiscal por labores de auditoría.
  • Compartimos la idea de que las funciones básicas de la revisoría fiscal están definidas actualmente en el código de comercio y no se deberían multiplicar los deberes y certificaciones a cargo del revisor fiscal en múltiples regulaciones o requerimientos por parte de agencias del estado. Actualmente al revisor fiscal se le exigen un cúmulo de certificaciones y reportes por hechos y situaciones que son responsabilidad de la administración de las entidades empresariales. Bastaría con otras normas, por ejemplo decretos reglamentarios, que establezcan los deberes de la administración ante las diferentes instancias del estado y unifiquen los deberes de información de las empresas, quitando esta carga que no se ajusta a las finalidades de la revisoría. Con seguridad existirán en la actualidad los medios tecnológicos para simplificar y fortalecer los procesos de información empresarial ante entidades supervisoras y reguladoras en general, por medio de bancos de datos públicos que puedan ser consultados por quien los requiera, evitando la duplicidad y reiteración de informaciones y certificaciones que no son competencia del revisor fiscal, para que pueda dedicarse de forma completa a sus labores de control propiamente dichas.
  • Igualmente para la institucionalización de las normas de auditoría y de revisión de información financiera histórica (art. 3 del proyecto de ley), asumiendo que eso fuera una prioridad, tampoco se requiere reformar la revisoría fiscal, sino establecer decretos reglamentarios que le definan los alcances y aplicación a la auditoría y el aseguramiento, en coexistencia con las normas alusivas en materia de revisoría fiscal. Más bien lo que requeriría la revisoría fiscal para fortalecerse institucional y técnicamente sería una norma de desarrollo de las técnicas de interventoría de cuentas, aspecto enunciado, pero no desarrollado de forma clara en la legislación actual.
  • La argumentación incluida en la exposición de motivos acerca de que “las funciones existentes tienen una antigüedad de más de 80 años y son incompatibles con la naturaleza del aseguramiento de la información”, es inapropiada y carente de toda pertinencia. No por “antiguo” un conocimiento es incorrecto, ello evidencian un interés de desconocer abiertamente la finalidad de control de la revisoría fiscal, negando su naturaleza distinta con otras formas de control. Por eso insistimos en lo ya nombrado de que pueden darse dos regímenes coexistentes.

Por las razones anteriores respetuosamente solicitamos al Ministerio que se archive este proyecto y la realización de espacios nacionales de debate y discusión en los que se discuta y defina el alcance tanto de la revisoría fiscal, la auditoría y el aseguramiento, de forma que sirvan de referente para la definición de reformas regulativas en estos campos pues los espacios denominados de Construcción Conjunta no cumplieron con esa finalidad y partieron de los supuestos que justamente respaldan este proyecto de ley y creemos altamente inconvenientes para el sentido, finalidad y ejercicio de la Revisoría Fiscal en Colombia.

No obstante, atendiendo al ejercicio de tipo instrumental que el Ministerio propuso por medio de “matrices de reformas regulatorias” adjuntamos a esta comunicación algunos documentos elaborados por colegas individualmente o en grupos en diferentes ciudades del país, siguiendo tal metodología. En todo caso queremos dejar constancia de que en nuestro criterio el proyecto de ley es inconveniente y proponemos su archivo inmediato y en cambio se inicie un proceso de reglamentación de la revisoría fiscal acorde con la Orientación para el ejercicio de la revisoría fiscal, emitida en el año 2008 y que también adjuntamos a esta comunicación.

 

Asociación de Estudiantes de Contaduría Pública de la Univalle – ASECUVA

Asociación de Estudiantes de Contaduría Pública de la Universidad Francisco de Paula

Santander – ASECOP

Asociación Interamericana de Contabilidad, Auditoría y Aseguramiento – AICA

Asociación Unidad Investigativa Contable del Atlántico – UNICA

Colectivo de Trabajo Nosotros – Universidad Nacional

Colectivo Yupana – Politécnico Jaime Isaza Cadavid

Colegio de Contadores Público de Colombia – CONPUCOL

Cooperativa de Estudiantes y Profesionales de la Contaduría Pública – CONTACOOP

Federación Colombiana de Colegios de Contadores Públicos

Federación Nacional de Estudiantes de Contaduría Pública de Colombia

Fundación para la Investigación y el Desarrollo de la Ciencia Contable – FIDESC

Grupo Camayo EC – Universidad Central

Grupo de Estudiantes de Contaduría Pública de la Fundación Universitaria Tecnológica

Comfenalco – GEICA

Grupo de Estudiantes de Contaduría Pública de la Fundación Universitaria Luis Amigó –

ECLA

Grupo de Estudiantes de Contaduría Pública de la Universidad de Nariño – ECOPUNA

Movimiento Social Profesional Dignidad Contable Nacional