soycapaz_0_1[2]

¡SOY CAPAZ!. Saludamos y aplaudimos el ambiente positivo y la disposición de los empresarios para apoyar la paz. Pero seamos sinceros y claros, la paz es más que una campaña mediática, es mucho más que una estrategia de sensibilización y ante todo es mucho más que un lema.

La coherencia entre el discurso y la práctica es uno de los grandes cambios que necesita nuestra sociedad y en especial de quienes han tenido en sus manos la posibilidad de decidir políticas públicas y aquellos que han ostentado y concentrado el poder económico frente a una inmensa mayoría excluida y explotada.

La práctica es criterio de verdad, reflexionaba Lenin. El Gobierno Nacional está presentando una reforma fiscal, que sin ser progresista, contiene elementos, que muestran tibios avances en la dirección de la redistribución de la riqueza nacional. En este marco, la propuesta de aumentar el impuesto al patrimonio de los más pudientes, de 1.5 a 2.25, ha producido reacciones aireadas de los mismos empresarios que están comprometidos en la campaña ¡SOY CAPAZ! Hay temor, rabia y desazón en el grupo de los 90 mil potentados del país, solo porque un pedacito de sus fortunas servirá para apoyar la paz entre los más de 15 millones de pobres y excluidos colombianos, entre ellos el sector agrario y campesino del país.

Los que hemos padecido el conflicto, los que hemos visto partir a nuestros amigos por el rio sin posibilidad de darles sepultura, los que aún esperamos a nuestros desaparecidos, somos CAPACES de perdonar y reconciliarnos, de no olvidar, empezar de nuevo y creer. Señores empresarios y ricos del país, hay que SER CAPACES de cambiar en la práctica, de actuar coherentemente con las realidades del país, de pasar de la paz mediática a la paz real, con justicia social.

 Por: Zabier Hernández Buelvas.

Tomado de: https://www.facebook.com/notes/pacocol-nari%C3%B1o/soy-capaz/551498261646249