aprendices-sena-narino

Treinta aprendices del Técnico en Manejo de Viveros que iniciaron una campaña ecológica para reabastecer las fuentes hídricas que suministran de agua al acueducto de este municipio del norte de Nariño.

 La iniciativa parte de un problema que se había generado en las fuentes de agua y con apoyo de las autoridades locales se emprendió la campaña de reforestación con la cual se pretende la  producción y siembra de seis mil plántulas.

 “Se construyó un vivero para que los aprendices produjeran material que permita la reforestación, se utilizan clases de plantas como frutales, aromáticas, ornamentales y hortalizas, es un apoyo fundamental el que nos brindan estos aprendices y se ha evidenciado el sentido de pertenencia en esta campaña”, afirmó Carlos García, director de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (UMATA), en Aldana.

 Los aprendices decidieron desarrollar esta iniciativa ecológica que beneficiará a los 7 mil habitantes de Aldana, al suroccidente del país.​Son aprendices pertenecientes al Centro Sur Colombiano de Logística Internacional de la Regional Nariño. Ellos decidieron desarrollar esta iniciativa ecológica que beneficiará a los 7 mil habitantes de esta localidad. Hasta el momento se han entregado 2.800 plantas para el inicio de reforestación que permitirá recuperar el caudal normal de las fuentes.

 El aprendiz Santiago Francisco Figueroa Acosta indicó que “en este proceso de formación hemos adquirido varios conocimientos como escoger el buen abono, las mejores plantas para sembrar, como trasplantarlas y sembrarlas”.

 Desde la UMATA han apoyado al desarrollo de este programa con énfasis ambiental educativo y social, respaldando las iniciativas que surgen desde el Técnico en manejo de Viveros, como apoyo a este grupo de jóvenes entre los 16 y 20 años de edad que han dispuesto su tiempo al aprendizaje y labor social.

 Para la subdirectora del Centro Sur Colombiano de Logística Internacional, Libia Mercedes Ramírez Velasco, “con este tipo de actividades estamos cumpliendo con la incorporación y el desarrollo de las personas en actividades productivas que contribuyan al desarrollo social, económico y tecnológico de la región”.

 De esta manera, se trabaja en los diferentes municipios del departamento, llevando a cabo un proceso de aprendizaje que además de lo académico sino se encamina al sentido de la responsabilidad social y ecológica.