Más de 10 artistas de la farándula nacional y regional, entre cantantes, actores, futbolistas, actrices, diseñadores, periodistas y presentadores, se tomaron al municipio de Samaniego en un día lleno de paz, tranquilidad, armonía, humor y mucho talento con el apoyo de la administración municipal.
Estos artistas, invitados por el Ministerio de Defensa apoyaron el evento por la paz, la vida y la reconciliación, Samaniego es Colombia, Colombia somos todos. En esta ocasión, como en otras, aceptaron la invitación del Ejército Nacional a realizar esta actividad, y fue la Fuerza de Tarea Pegaso, quien hizo todo lo posible para tener esta cantidad de artistas, participando de la Fiesta de la Alegría samaniguense y dejando un mensaje claro de tolerancia y rechazo a la violencia.
El Ministerio de Defensa, Ejército Nacional y la administración municipal con su mensaje de sana convivencia abarrotaron la plaza principal del municipio de Samaniego, y al ritmo de música de Johnny y Andy Rivera, deporte con la presencia de Willingtong Ortiz y buen humor, entregaron a niños, jóvenes y adultos un espacio para compartir en familia. 
Con estos espacios las oficinas de Acción Integral del Ejército, buscan afianzar una cultura de paz, de cuidar de nuestros semejantes, compartiendo la alegría y la cordialidad que destaca al pueblo nariñense e invita a los integrantes de los grupos al margen de la ley a desmovilizarse e iniciar una nueva vida.
Los invitados especiales, gozaron junto a su público presente, reinventado una nueva imagen de Samaniego, ya que gracias a la seguridad entregada por el soldado de la Fuerza de Tarea Pagaso, estos protagonistas se vieron en un escenario distinto al que muchos pensaban encontrar. Hoy Samaniego no es noticia por el terrorismo, hoy le dice al mundo que es un municipio de gente bella, trabajadora que busca oportunidades para salir adelante.
Y esta fue la oportunidad propicia para hacer el lanzamiento de la campaña “Cuando un Guerrillero se desmoviliza, pasan cosas buenas” una oportunidad para aquellas personas que decidan entregar las armas tengan alternativas de vida, y accedan a los beneficios de Ley. 
El momento fue indicado para decirle a aquellos que hoy empuñan un arma, que también hay un espacio para la reconciliación y la transformación de un pensamiento violento a una forma de vida donde las oportunidades se construyen para obtener bienestar. El camino de la desmovilización espera por los guerrilleros que en este momento, piensan en escapar del dolor, del sufrimiento y la incertidumbre. Este es el momento para ellos.