Inicio Noticias Tendencias en internet “Es hora de jubilar a Álvaro Uribe, no es el líder que...

“Es hora de jubilar a Álvaro Uribe, no es el líder que América Latina necesita”: duro artículo The New York Times

Compartir

En un artículo de opinión de Sylvia Colombo, publicado en The New York Times, en español, la columnista es tajante al decir que Álvaro Uribe “es el tipo de líder que podría aparecer en la obra de Gabriel García Márquez, un hombre de mano dura, encantador y con tintes autoritarios. Sin embargo, no es el líder que América Latina necesita: reconciliador y democrático”.

Además, Colombo, atribuye la longevidad política de Uribe a que en sus 8 años de gobierno el crecimiento económico fue constante y a que fue el presidente de la mano dura: “A través de grupos paramilitares y el uso del ejército intentó acabar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). No lo logró del todo, pero le propinó duros golpes que determinaron que en 2012 el grupo guerrillero aceptara sentarse a negociar la paz”.

En el artículo, la columnista también dice que, Uribe, su figura es el remanente de una cepa de caudillos latinoamericanos que están en vías de extinción.

Y añade que:

A pesar de encontrar deseable la jubilación de Uribe, Colombo explica que está muy lejos porque hay “centenares de procesos abiertos en su contra por presuntos vínculos con el paramilitarismo, injurias y las investigaciones sobre el escándalo de las “chuzadas”, una serie de grabaciones ilegales a líderes de oposición, periodistas y magistrados”.

Colombia también asevera:

Los fieles seguidores de Uribe creen que, durante sus dos mandatos presidenciales, Colombia experimentó seguridad y paz; pese a que en el campo se vivía una violencia desbordada y un gran número de colombianos fueron forzados a desplazarse de las zonas rurales a las ciudades.

Finalmente, además de contextualizar sobre las acciones de Uribe como presidente, la columnista dice:

Se prevé que Duque, pese a ser un político consistente y con ideas propias, será mucho más fiel a Uribe de lo que fue Santos. Si es así, Colombia perderá la oportunidad de seguir transformándose en un país mejor y Uribe, como ha hecho en los últimos dieciséis años, seguirá tratando de dirigir el rumbo del país tras bambalinas u obstaculizando al gobierno como lo hizo en estos ocho años.