Compartir

El anuncio lo hizo González en Twitter, en donde les dice a quienes lo amenazan: “Si quieren venir por mí, no tengo escoltas ni nada…tengo un lápiz y mi cerebro”.

El dibujante Julio César González, duro crítico del uribismo y de la figura central de esa corriente política, Álvaro Uribe, asegura que las intimidaciones vienen, precisamente, de algunos seguidores del Centro Democrático.

Las tensiones entre González y el uribismo se habían hecho más protuberantes en las últimas semanas con ocasión de la campaña presidencial. De hecho, su manera de representar al candidato del Centro Democrático, Iván Duque, con forma de cerdo, hizo que un abogado que se declaró simpatizante del uribismo interpusiera una tutela contra el caricaturista y contra El Tiempo, medio en el que habitualmente publica sus dibujos.

Pero esa tutela, que se puede considerar la acción más civilizada contra el caricaturista, contrasta con la ola de comentarios insultantes y amenazas que caen sobre él por sus dibujos. En su galería de viñetas es también recurrente el tema del expresidente Uribe calzando unos crocs en escenas crudamente satíricas o irónicas.

El meterse con el líder del Centro Democrático provocó otro de los más recios intercambios entre el caricaturista y el senador uribista Ernesto Macías Tovar, que habló en Twitter de “humoristas ingeniosos” y otros “enmermelados”, utilizando una caricatura de ‘Matador’.