Inicio Historias La historia de Claudia Patricia Orozco: ‘sacrificios’, matrimonio y Obras Sociales

La historia de Claudia Patricia Orozco: ‘sacrificios’, matrimonio y Obras Sociales

Compartir

Claudia Patricia Orozco, además de ser una mujer dedica a su hogar, también es la directora de la Asociación Obras Sociales de la Policía Nacional Departamento de Nariño.

Obras Sociales es una Asociación en beneficio de la Policía Nacional de Colombia, una entidad sin ánimo de lucro de carácter privado que busca promover la solidaridad y el apoyo de la sociedad hacia los integrantes de la familia policial que se encuentran en situación de vulnerabilidad y calamidad personal.

Todas las experiencias que Claudia ha vivido la han llevado a ser una mejor persona, a trabajar siempre en pro del bienestar de los demás y obviamente mucho mas a la familia policial lo que le ha permitido aportar ese granito un  arena desde Obras Sociales, explica.

La vida como una esposa ejemplar

En su vida personal, Orozco también cuenta cómo es la vida de una esposa de un policía y los sacrificios que ello implica:

“En muchas ocasiones no es nada fácil llevar un hogar estando casada con un Policía, las ausencias del esposo en ocasiones especiales, los traslados a distintas ciudades, el encontrar nuevas oportunidades laborales y de estudio, son cosas que afectan en cierto modo la estabilidad familiar, pero que de igual manera se convierten en muchas enseñanzas”, indica Orozco.

Y agrega:

“Estas situaciones también se convierten en algo muy motivante ya que en el tiempo que llevo de casada he conocido muchos lugares y distintas costumbres y culturas que gracias al trabajo de mi esposo, he tenido la oportunidad de conocer y son enseñanzas que han permitido nuestro crecimiento personal y familiar”

Orozco enfatiza que el matrimonio es algo que hay que llevar con mucha responsabilidad y sobre todo con mucho amor y entrega a Dios, “la comunicación es la base fundamental para cualquier pareja es así como se consigue establecer muchos acuerdos para que las relaciones se den de la mejor manera”, afirma.

“Las relaciones entre esposos no son sencillas, requieren mucho esfuerzo diario y entendimiento, para poder superar las pequeñas discusiones y problemas más fácilmente y más aun cuando tu esposo es policía, toda vez que, no se puede contar con el tiempo que uno quisiera para compartir todos los momentos, además la labor que realizan es de alto riesgo, pero aún así siempre confiados de que las cosas día a día van a ser mejores”, explica.

Soy muy orgullosa de ser quien soy y tener el que para mí es un gran esposo, amigo, compañero y confidente, gracias a Dios hasta el momento hemos tenido un matrimonio feliz y estable con sus altibajos de vez en cuando pero, creo, que eso es normal.

Finalmente, Orozca manifiesta que no es fácil como mujer dejar su carrera o sus expectativas por acompañar a su esposo, “pero el amor hacia las personas nos lleva a realizar ciertos “sacrificios” que se ven recompensados en muchos aspectos personales, familiares, sociales, pero sobre todo a permanecer unidos, siempre construyendo un futuro mejor no solo para nuestros hijos sino para quienes han de venir como una verdadera familia”.