Inicio Noticias Coronel del Huila denunciado por acoso sexual

Coronel del Huila denunciado por acoso sexual

Compartir

Se desata nuevamente un escándalo dentro de la Institución de la Policía Nacional del Departamento del Huila, en donde se denuncia a un Oficial de acoso.

Luego de hacerse pública una solicitud en defensa de los derechos de la mujer, por parte de la patrullera Ana Milena Cruz, adscrita a la Sijín,  en donde expone situaciones de violencia de género  por parte de su jefe y coronel del Departamento del Huila, Óscar Pinzón.

La patrullera asegura que el Coronel aprovecha su poder para”vulnerar  lo más sagrado que puede tener una mujer, su tranquilidad frente a situaciones que se sobrepasan de la galantería al acoso e insinuaciones, que hoy día se atribuyen a conductas de violencia de género, el acoso “.

En el comunicado la patrullera expone como pruebas, varias conversaciones que tuvo con el Coronel Pinzón a través de la red social Whatsapp y también explica que la situación se presenta desde el año 2016 y que denunció a su superior inmediato pero no obtuvo una buena respuesta.

Ana Milena menciona que “Mi Coronel Óscar Pinzón me hacía comentarios fuera de tono, que en ocasiones me impedían realizar mi labor profesional con tranquilidad y al ver esa intención diaria de satisfacer su morbo, decidí guardar algunas evidencias que me permitieran contar con pruebas, las situaciones que he tenido que vivir, en caso que su comportamiento continuara siendo tan atrevido”, dice.

El General Jorge Hernando Nieto dijo este viernes en Blu Radio que ordenó a la inspección general de la Policía abrir una investigación disciplinaria contra el coronel. “He dispuesto enviar a vacaciones al señor coronel comandante de la Policía en Huila y en las próximas horas nombraré al comandante encargado”, expresó.

En la solicitud la mujer finaliza pidiendo al general Jorge Hernando Nieto que tomé cartas en el asunto, tras varias quejas interpuestas sin ningún resultado.

“Mi General, ayúdenos a mi y a otros compañeros (as) a tener un mando que nos de ejemplo, que nos lidere sin acosarnos y que nos permita dar lo mejor de nosotros por la institución, sin convertir el literal a) y b) del artículo 8, ley 1010 de 2006, en la excusa para acercarse de manera atrevida a una mujer o de hacer exigencias que podrían llegar a considerarse un capricho (lo digo con respeto, pero con sinceridad)”.

Algunas imágenes de los Whasapp que la patrullera muestra como evidencia