Redes Sociales

La dura “carta abierta al Alcalde de Pasto” que evidencia la privatización del carnaval de Pasto

Voces Ciudadanas es un espacio para que nuestros lectores opinen y comenten sobre los acontecimientos cotidianos de manera libre e independiente. Esta sección no compromete ni indica el pensamiento o la opinión de narino.info.

Por RENE MARTINEZ-GENOY.

CARTA ABIERTA AL ALCALDE DE PASTO  (SUPONIENDO QUE LO HAYA)

Alcalde usted está equivocado…

Usted debe ser sinónimo de avance, no sinónimo de pobreza.

No me precio de ver el carnaval desde las graderías brindando con whisky o compartiendo tabaco con mis amigos, detesto la parafernalia de la que se viste la gente que aun en carnaval pretende parecer otra cosa para resaltar la estúpida de venencia de su “abolengo”, me gusta la chicha y disfrutar la fiesta desde adentro como dicen en mi tierra.

Y desde adentro con nostalgia puedo ver, ante las lágrimas de muchas y muchos amigos pastusos queridos, que han perdido su patrimonio por la compra de productos de carnaval decomisados por la muy honorable policía Nacional.

Este carnaval ha tomado un rumbo hacia lo ajeno, las graderías reservadas, prohibiciones por doquier, atentados contra la dignidad humana, actos degradantes contra la ciudadanía.

Lea también: Pasto, espumas, harinas y cal de carnaval

Usted cree que este carnaval es ese viejo símbolo de circo romano donde la gente pobre espera que los esclavos mueran en la arena esperando migajas de pan. Usted cree que junto a personajes nefastos de su administración (según ustedes representación de la civilización y el pensamiento) son significativos a la ciudad y al bien, pero no, señor alcalde creo que de manera vehemente debo decirle que se equivocó. Usted y sus pensadores cuyo mérito es dañar con absurdos temporadas tan bonitas como ésta.

Promocional con el cual Corpocarnaval vende puestos en las graderías

Al arribo a Pasto, es fácil encontrase con una quiebra económica dirigida con tiranía hacia los estratos uno y dos. ¿Qué le hizo a usted la gente emprendedora para que un decreto estúpido analizado a grandes rasgos por la cuna del pensamiento de LA ALCALDIA arrase de lleno un importante aporte económico al comercio pastuso?

El carnaval alcalde es de la gente y no toda la gente lo disfruta como usted apegado a la comodidad de dos pensiones y mirando desde palcos la alegría porque es incapaz de untarse de lo humano.

Lea: Alcaldía prohíbe el uso de ‘Carioca’ en el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. Acá el decreto

Creo que su administración la cagó, así haciendo un verdadero y metafórico enlace entre su decreto y la mier da, porque a pequeñas empresas a las que quebró su decreto, familias, comercio formal e informal, y otros sectores les toca comer eso: Mi erda…!

Pero aparte de la famosa restricción de la carioca, ¿usted qué opina alcalde (si es que lo hay), de las graderías a las que se hace CORPOCARNAVAL, no son estos una leve traducción a la privatización de nuestro patrimonio? Me explico, si las graderías obstruyen los sectores más importantes y además se benefician de cobros directos de los cuales ya hemos podido ser testigos, entonces no queda claro que dichas instalaciones no benefician en nada a la gente como un aporte digno a la observancia del espectador, se me hubiera ocurrido a mí en mi infinita torpeza que si los niños disfrutaban tanto de productos vetados para carnaval a ellos se les debería asignar como desagravio y con relevancia graderías, no solo por ser niños sino por ser herederos del patrimonio. O graderías dirigidas a resaltar las organizaciones de mujer, indígenas, comunidades representativas y presentes en las venas del arte popular.

Lea: Eliminación de la carioca: ‘una medida antipopular por desinformación de los pastusos’

Las graderías están destinadas a elites pastusas y sus familias incluidos los famosos consejeros del alcalde que ya no se creen pastusos sino griegos de pensamiento desbordante.

Cómo no se les ocurrió a tiempo a tan exaltadas esculturas del renacimiento elaborar una discusión concertada y, si fuere preciso, subsidiada para, por ejemplo, realizar pedagogía ante la crisis del medio, contextualización del estudio y posteriormente tomar decisiones bajo el amparo al más débil que, en últimas, resulta siendo el pobre ciudadano de a pie, ese ciudadano para quien se debía gobernar y si fuere preciso reparar en daños para no terminar con su pequeña empresa.

Alcalde de Pasto, aún queda un día, el más importante, para que permita transitoriamente se venda el producto de carioca de carnaval. Hable por Dios con la policía Nacional, hay provocadores entre ellos y Pasto no necesita patanes sino personas, por favor mire los videos en las redes y juzgue usted mismo, no olvide que entre sus electores primó el estrato uno.

Quedan dos días y aún el daño se puede remediar en algo, con dos medidas que están en sus manos. Controlar el ego de saberse equivocado, permitir una venta del producto estancado como medida emergente y controlar a la Policía. Además de hacer lo propio con Espacio público. Luego se expedirá el acto administrativo con la participación de las lumbreras de asesores que tiene.

Usted debe ser sinónimo de avance no sinónimo de pobreza. (Obviamente si es que usted existe!)

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top