Voces ciudadanas

Cuando Laura González andaba en sudadera, sin peinarse y le hacían bullying por “gorda en reposo y paticorta”

En ese entonces su única prioridad eran sus estudios de teatro. Tanto así que hizo parte de la compañía de teatro de la escuela, en donde estaban los alumnos más destacados.

Por Enrique Trheebilcock Olmos  / Las2orillas

Cuando Laura González estudiaba actuación en Casa E, la escuela de Alejandra Borrero, nadie se imaginaba que podía ser Señorita Colombia y mucho menos llegar a la final de miss universo convirtiéndose en la virreina universal. La joven de 18 años andaba en sudadera negra, sin peinar y tras de todo tenía algunas libras de más. Ni siquiera ella misma se veía como reina.

En ese entonces su única prioridad eran sus estudios de teatro. Tanto así que hizo parte de la compañía de teatro de la escuela, en donde estaban los alumnos más destacados. Con el grupo de teatro presentó a mediados de 2013 Si uno tiene ojos mira.

La obra se exhibió durante pocas semanas en la sala Arlequín de Casa E, mismo lugar donde se han presentado algunos de los actores más reconocidos del país como Robinson Díaz, Diego Trujillo, Alejandra Borrero, Marcela Benjumea o Katherine Vélez.

La hoy Señorita Colombia completó tres años estudiando actuación. Terminó en 2014 y se abrió camino en el mundo de la tv de la mano de la mánager Deisy Marroquín, la misma que representa a Jhon Leguízamo y a Marlon Moreno.

A los pocos meses de haber salido de la escuela tuvo su primera experiencia haciendo televisión. Consiguió un personaje en La Cacica, novela de Caracol que cuenta la historia de la ex ministra de cultura Consuelo Araújo Noguera. Ahí se codeó con actores como Manuel Busquets, Xilena Aycardi, Mile Vergara o Viña Machado.

Se rumoró que su participación en esta novela podía empañar su corona por dos razones. La primera, porque la Señorita Colombia cede todos los derechos de su imagen al reinado y patrocinadores. Esta era la primera vez que una actriz con novela grabada participaba en el concurso. La segunda, porque este año RCN se involucró al máximo con la producción del reinado. Tanto así que compró la franquicia de Miss Universo.

Quien resultara electa Señorita Colombia, se convertiría en una embajadora del canal y teniendo Laura González una novela grabada con la competencia– que puede estrenarse en cualquier momento de su reinado- podría generarse un conflicto por su imagen. Sin embargo, a la hora de coronarla pesaron más el carisma y los atributos de la joven que La Cacica.

 

Desde que fue electa Señorita Cartagena el pasado mes de mayo soportó una avalancha de críticas. La misma noche que ganó el título local fue abucheada por la mayoría de personas que estaban presentes en el teatro. Por todo el Teatro Adolfo Mejía se oyeron gritos de “rosca” y ”jurado comprado”. La reacción del público fue tal que el jurado conformado por Marcia Jones, María Mónica Urbina, Ana Milena Villadiego, Wilmar Polo y Luis Eduardo Alonso debió salir por la puerta trasera.

Todo por escoger a Laura por encima de Geraldine Sarmiento, quien había participado en el Reinado de la Independencia y era la favorita local.

El triunfo alborotó amores y odios pero Laura está preparada para soportar lo que se le viene. Sabe que las críticas serán una constante durante todo su año de reinado y que además, el reto que tiene por delante en Miss Universo no es cualquier cosa. Sus críticos la mandan a comer alpiste remojado en agua de mar como único alimento hasta que venga del concurso. Le exigen como mínimo un tercer lugar dada la buena racha que lograron sus antecesoras. La reina por su parte solo se ríe de las barbaridades que ve en redes sociales. Después de todo, puede hacerlo con la dorada sobre su cabeza.

Vía: las2orillas

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top