Historias

Ruth del Carmen Villarreal, una pionera en Pasto de las artes plásticas

Foto: narino.info

Un artista siempre se identifica por sellar sus obras con un toque único que lo caracteriza frente a sus espectadores, esto hace que sea reconocido en cualquier lugar y su trabajo logre transmitir lo que sus manos hayan forjado.

Ruth del Carmen Villarreal, es una licenciada en artes plásticas de la Universidad de Nariño, que después de haberse desempeñado como docente en el Batallón Boyacá en el grado primero, quiso arriesgarse a materializar una idea que se forjó con uno de sus amigos de juventud. Esta digna representante de los pastusos, nacida en el año 1975 curiosa y talentosa, comenzó a cortar formas de icopor (poliestireno expandido) de las cajas en las que venían protegidos los electrodomésticos; su amigo había hecho una máquina elemental pero bastante funcional, con la que le fue posible realizar pequeñas casas y figuras decorativas, que sin planearlo, tendrían una buena acogida por parte de quien las conocía.

Mientras que perfeccionaba su talento en los cortes y diseños del icopor, hizo sus primeros pininos decorativos en las reuniones de los niños que tenía bajo su dirección en el colegio donde trabajaba, realizando decoraciones y fiestas infantiles, en las que poco a poco se fue puliendo para luego decidirse por materializar su propia empresa de diseños y figuras en icopor. Desde entonces, han pasado 22 años en los que este curioso talento brindó sus frutos, hasta posicionarse como una de las pequeñas empresas de la capital de Nariño, que ha surtido a reconocidos comercios como ‘La Cali’, ‘EL Dorado’ y uno que otro local de piñatas.

Su trabajo y talento artístico fue tan bien reconocido en la ciudad que desde la alcaldía de Guaitarilla, hace unos 10 años, le fue solicitada su participación como jurado de carrozas en los carnavales de esta población; sin pensarlo mucho, accedió a esta propuesta en donde encontraría una de las experiencias más bonitas y gratificantes para su profesión, puesto que el reconocimiento recibido por parte de los artesanos de aquel entonces la motivaron a continuar en su ardua labor.

También participó en uno de los carnavales de Pasto con una comparsa que aparentemente había ganado la atención de todos los espectadores y medios de comunicación, recibiendo felicitaciones por el primer puesto obtenido; pero, desafortunadamente uno de los jurados de Corpocarnaval erró en su dictamen e inmediatamente fue despojada de su triunfo, lo cual provocó en ella un desapego total por la participación futura en los desfiles de los carnavales de Negros y Blancos.

Ruth del Carmen es la menor de dos hermanos, actualmente comparte su vida con sus padres y se describe así: “soy una mujer muy humana, creyente en Dios a morir y muy dedicada a mi familia”. Aprovechó al máximo su talento y decidió especializarse como Pedagoga de la creatividad, ahora desde su empresa no sólo proyecta su talento en la decoración de cualquier tipo de reunión particular y empresarial sino que también presta los servicios de asesoría artística para docentes y asesoría para tesis.

El bagaje que ha logrado acumular durante estos años le proporcionó la suficiente experiencia para desenvolverse en cualquier tipo de decoración visual y sueña con seguir siendo una artista que comparte su talento con todo aquel que quiera aprender de su trabajo, que anhela buscar la satisfacción de sus clientes al recibir un simple gracias y sobre todo que se lleven una bonita amistad.

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top