Historias

Tras la huella del Maestro Abrahán Tulcán, un artesano pastuso con mucho talento en sus manos

Foto: narino.info

Los artesanos pastusos representan tan sólo un puñado de nuestra gente talentosa, que sabe cómo utilizar sus manos con herramientas básicas en trabajos manuales, por medio de los cuales esculpen obras con muy poca intervención de maquinaria; habitualmente los objetos labrados son decorativos y de uso común.

En esta oportunidad, para nuestra historia de vida, tuve la suerte de tropezar con el maestro de talla en madera Abrahán Tulcán. Nacido en el corregimiento de Obonuco en Pasto Nariño en el año 1932, quien a sus 87 años aún se ocupa en el oficio que aprendió desde los 6 años.

Su tío, don Próspero Tulcán fue quien sembró en él la semilla de la talla en madera, puesto que en aquel entonces los dos trabajaban juntos y su tío le enseñaba a dar forma en la madera a figuras simples como cucharas. Una vez cumplió 10 años se dio cuenta que en el corregimiento donde vivía ya no podía seguir estudiando, debido a que sus padres de escasos recursos económicos, no podían costear la educación de sus hermanos. En su familia él fue el segundo de 7 hijos; así que como era costumbre, una vez terminado el segundo grado de primaria tuvo que adoptar el oficio de su tío y destinarlo como su fuente de trabajo para ayudar en los ingresos de su casa.

Cada día que pasaba tallando la madera, el maestro Abrahán identificaba una nueva figura, una nueva forma, un nuevo tallado, lo cual lo llevó a producir no sólo elementos de cocina, sino siluetas de flores o formas de hojas y paisajes en bandejas que hasta ahora no pasan de moda. Su trabajo, aunque un poco complicado y muy difícil de realizar, puesto que no había ningún otro artesano que hiciera talla en madera, fue reconocido por personajes destacados que venían a la ciudad de pasto, y desde las exposiciones del año 1968, los turistas se encargaron de catapultar algunas de sus piezas más finas  hasta la capital del país. Años después, recibió de las manos del expresidente Alfonso López Michelsen, una condecoración que lo acreditaba como uno de los mejores artesanos de talla en madera en Colombia; prueba de ello es la imagen que guarda celosamente en su habitación.

Para muchas personas puede que la artesanía en la madera no represente mayor diseño y arte. Para otros, como es el caso del maestro Abrahán, es una continuación del oficio tradicional, en el que el tiempo invertido, refleja un sacrificio, la belleza de la figura, el sello del artesano que le da sentido práctico al objeto elaborado; pero aun así, según palabras del maestro, por estos días no vale la pena ser un artesano: “Hasta me arrepiento de ser artesano, porque hoy esta labor ya no se tiene muy en cuenta y las semanas y meses invertidos en pocas piezas no son bien pagados, por eso dejé de tallar y sólo me dediqué a las piezas de cocina”.

Dentro de los clientes más representativos del maestro Abrahán estaba ‘artesanías de Colombia’, quienes realizaban encargos sobre pedido y por mucho tiempo comercializaron las figuras que se elaboraron en su taller. Poco a poco, los pedidos fueron escaseando y así mismo el trabajo disminuyó; en Pasto no le daban mayor importancia al oficio y el maestro con lo poco o mucho que hizo ahí quedó. Esta situación lo llevó a buscar otra alternativa de empleo y estuvo por mucho tiempo como presidente de la junta comunal de Obonuco, desde ahí pudo trabajar por su gente y sacar adelante en 6 años la construcción de la vía que aún hoy une Jongovito con su tierra natal.

Actualmente tan sólo podemos apreciar los productos del maestro, en la venta popular que realiza su esposa Mercedes Buesaquillo, quien con los mismos años de su esposo, se ubica las tardes de lunes a sábado en la carrera 27 de Pasto, a un costado de la Catedral. En este lugar usted también puede ser un reconocedor de talento manual y de paso, un colaborador y apoyo económico para que nuestro maestro no quede en el olvido.

 

 

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top