Redes Sociales

Rompen el silencio los hombres que fueron abusados por el Padre Esteban Narváez, en Ipiales

En 1986 el padre Esteban Narváez, habría abusado de dos niños en Ipiales, Nariño. Actualmente, tienen 40 años y a través de un reportaje del Canal RCN, revelaron los abusos a los que fueron sometidos por el actual sacerdote.

“Lo que, si pido, es que, este padre sea destituido totalmente del sacerdocio. Ya no vuelva a ejercer el sacerdocio y que la Iglesia nos dé una disculpa, nos pida perdón”, dijo uno de los hombres que denunció al sacerdote.

Tras más de 30 años, una de las victimas del abuso decidió contar su trágica historia que vivió en el Colegio San Felipe Neri, cuando el profesor de Religión, el padre Esteban Narváez lo invitó a formar parte del grupo de monagillos que le ayudaban en las misas.

Según el relato de una de los hombres, una vez que hizo parte del grupo de acólitos, el padre empezó a adquirir más confianza, les daba obsequios, los llevaba de paseos y los invitaba a mirar películas:

“Pero… ya comenzó a suceder algo muy raro. Primero que todo nos invitaba a que nos acostemos a los lados de la cama, él siempre se acostaba en el centro de la cama…  yo me comencé a dar cuenta que prácticamente que este padre comenzaba con el juego de manos, a juguetearlo a uno, que hacer cosquillas, hasta que prácticamente después ya comenzaba a manipular los genitales”, relató.

Lea: Revelan grabación de sacerdote en la cual reconoce que abusó de un menor

De acuerdo con el testimonio, cada vez que se presentaron este tipo de juegos, entre amigos nunca le dijeron nada y “él se aprovechó de esa situación”, y cada vez esas prácticas se convirtieron en más delicadas en grupos de niños. Posteriormente, el abuso se hizo de manera individual.

En este sentido, en una misa, la víctima fue encerrada y fue abusada por el padre Narváez quien con engaños lo convenció de no decir nada.

A continuación los testimonios completos de los dos hombres:

En marzo de 2017, W Radio publicó algunos audios en los que el padre Esteban Narváez pedía perdón a su víctima y le rogaba que no dé a conocer el caso a las autoridades: “ya estoy viejo, no tengo capacidad para defenderme”, decía el sacerdote.

“Yo le pido a usted perdón de todo corazón porque son momentos de la juventud en los que uno no comprende que son cosas delicadas” y luego le solicita “por dios no me hagan este escándalo, yo realmente he meditado, reflexionado ya mucho” y “le pediría de favor que no haga eso, yo ya estoy viejo, no tengo capacidad para defenderme”, dicía el cura en la grabación.

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top