Historias

Esto es lo que opinan las pastusas, al preguntarles ¿cómo debe un hombre hacer efectivamente el amor?

Foto: cosmopolitan.hr

Por -johacota-

Dice un viejo dicho: “al que a buen árbol se arrima… cuchara de palo”. Aunque a veces es importante buscar la perfección a la hora de la intimidad, es mucho mejor estar bien preparados para demostrar a nuestra pareja las mejores habilidades que poseemos y así marcar aquel instante de intimidad, para que con el tiempo no se pierda el encanto y esto se transforme en una tortura para ti o tú pareja.

Si bien hace algunos años el tema pudo ser un tabú, hoy en día el hablar de cómo tener un buen desempeño en la intimidad, ofrece más opiniones de las que usted imagina. Nadie quiere quedarse atrás, pues en cuestiones de ese tema no hay absolutos ni últimas palabras, pero si ciertas cosas que pueden ser determinantes a la hora de mejorar o disfrutar más de una experiencia a la hora de hacer el amor; ello nos conduce a buscar ciertos consejos que perfeccionen nuestro mejor desempeño.



Muchos hombres no logran que su pareja reciba todo el placer que debería y no identifican los errores al hacer el amor, así que hemos abordado a una muestra representativa de mujeres pastusas que nos proporcionaron algunos sabios consejos que de plano, podrían mejorar significativamente nuestra intimidad y así obtener una experiencia mucho más placentera para ambos.

Dentro del concepto femenino de la apreciación que se tiene en cuanto a tener relaciones por parte de los hombres, ellas dicen: los hombres buscan su propio placer, son egoístas, algunas veces toscos y hasta los factores socioafectivos hacen que muchos de ellos simplemente utilicen a las mujeres para buscar autosatisfacción.

Tome nota, porque realmente lo que las mujeres esperan de ellos son simplemente algunos detalles que mencionamos a continuación:

-Todo depende del buen trato, los cortejos y las bonitas palabras que ellas reciban durante el día, para que en la noche se conviertan en unas dóciles diosas del amor.

-Entonces entra a trabajar la curiosidad, los halagos, los besos, las caricias con las que se recorra el cuerpo de ellas, para darles confianza y así buscar conocer cada centímetro de su cuerpo, por lo cual ellas, estarán totalmente dispuestas a ceder en cuerpo y mente.

-La mayoría prefieren 5 o 10 minutos de placer, a una hora completa de total aburrimiento en el que el encanto se esfumó; de manera que, una vez se haya alcanzado el punto más alto de excitación, es cuando apenas comienza a funcionar la herramienta del hombre, que recibió por parte de la creación.



-En este momento es cuando precisamente la esencia varonil entra a desempeñar su mejor función, debes mostrar tu fuerza, pero sólo con el tacto; sin ir a lastimar, pero si a que te puedan sentir; tienes que apretar, tocar y rasgar con tal delicadeza que ella se desplome entre tus brazos, para luego someterla en un conjunto de movimientos que hagan que el siguiente sea mejor que el anterior.

-Finalmente, y después de todo lo anterior, no debes dejar de fantasear, de ser más dinámico, de proyectar nuevos momentos, otros lugares, otras formas que se ajusten a los intereses mutuos y no olvides, que no está de más una que otra ayuda traviesa que infunda picardía y carácter, para poder mostrar tu madurez y así ella no se te pueda despegar.

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top