Noticias

Nostalgia, dolor y dificultades que padece la familia Samboní después de la muerte de Yuliana

La familia Samboní decidió regresar a la vereda el Tambo, en el municipio de Bolívar del departamento del Cauca, en donde ellos ahora viven siendo campesinos, subsistiendo de la agricultura, actividad por la cual Juvencio Samboní, padre de Yuliana y contando con suerte puede hacer uno o dos jornales a la semana por los que le pagan entre 7.000 y 12.000 pesos. Pero para esta familia, ese no es el mayor problema, es la nostalgia y el dolor que dejó la muerte de Yuliana.

En entrevista con el periodista Héctor Córdoba, Juvencio contó lo duro que ha sido su vida sin su hija. No pudo evitar que se le salieran las lágrimas cada vez que contaba algo de ella. “Sin ella, no será lo mismo como lo era antes; a pesar de no tener riquezas yo era muy feliz de tenerla a mi lado, compartiendo […] nunca la voy a olvidar”.

Juvencio contó las palabras que dice su hija Nicole, cuando ve un carro parecido al que uso Rafael Uribe Noguera para llevarse a su hermana: “Ese fue el carro que se llevó a mi hermanita. ¿Cuándo la vamos a ir a buscar?”

“Primero, ella decía que quería ser una doctora”, contó el padre de Yuliana. También dijo que la niña soñaba con trabajar en la torre Colpatria. Ella le había prometido que iba a ser la mejor de su clase.

Por otra parte, Nelly Muñoz madre de Yuliana, se abstiene de hablar con alguien y se mantiene aislada. Según el periodista del programa Los Informantes de Caracol T.V. “Apenas se asoma para saludar y ayudarle a Juvencio con su hijo menor”, a quien decidieron llamar Julián Andrés, en honor a su hija fallecida Yuliana Andrea.

Mientras tanto, Juvencio y Nelly armaron en la casa un altar lleno de fotos en memoria de su hija fallecida. “Yo la he soñado en las noches”, confesó Juvencio. Continuó diciendo lo duro que es para él despertarse y darse cuenta que ella ya no está ahí con él, y que la pena impusta a Uribe Noguera, de 51 años y 10 meses, no justifica el dolor que siente un padre que pierde a su hija, pues ni la pena de muerte le perece ser justa.

Recuerde visitar otras secciones y publicaciones de nuestro sitio. Le agradeceríamos que comparta los artículos para que más personas puedan leerlos. Le invitamos para que mire el siguiente video que es de vital importancia para todos:

To Top