Compartir

Luego que los familiares se percataron que la mujer había caído en un pozo, se comunicaron con las Unidades del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ipiales y Pasto, la Defensa Civil del municipio de Aldana y la Policía con el fin de rescatar el cadáver.

El pozo en el cual cayó la mujer tenía una profundidad de aproximadamente tres metros y el rescate duro varias horas.

El comandante de los bomberos de la ciudad fronteriza, teniente John Mora, manifestó que desafortunadamente encontraron el cuerpo sin vida porque no soportó los fuertes golpes que le produjo la caída.

El funcionario recomendó estar alerta a este tipo de situaciones y procurar que los pozos estén tapados para evitar ese tipo de accidentes.