Contenido Patrocinado

El Banco Central Europeo debería aplicar su estrategia de salida con mucha cautela

El programa de compra de activos debería ser desmantelado para finales de 2018

Hay muchas opiniones al respecto de lo que va a hacer el Banco Central Europeo (BCE) durante los próximos meses. Lo cierto es que la economía de los países comunitarios marcha mejor y tarde o temprano, el programa de recompra de activos va a hacerse innecesario.

Según las opiniones de los analistas consultados por iFOREX, la amenaza al objetivo de inflación impuesto por el banco central debido a la apreciación del euro está viéndose compensado por el fortalecimiento del crecimiento en la zona euro, por lo que muchos expertos consideran que el BCE debería aplicar su estrategia de salida con mucha cautela.

Lo cierto, según las opiniones de los expertos consultados por iFOREX es que la moneda única europea se ha revalorizado un 4,8% desde la reunión del BCE celebrada en el mes de junio. Los modelos del BCE y la regla no escrita de Mario Draghi sugieren que una divisa más fuerte debería reducir la inflación de la zona euro entre 30 y 40 puntos porcentuales en el periodo 2018-2019, con todas las demás variables estables.

Sin embargo, no todas las variables están estables, y la economía de la zona euro está en una situación muy diferente a la que estaba hace tres años, cuando Draghi apuntaba a un objetivo implícito en el mercado de divisas en Amsterdam. Su alocución en Sintra este año marcó un cambio decisivo en la afirmación de la entidad financiera europeo sobre las condiciones económicas, con más énfasis en la confianza, la prudencia y la persistencia.

Es más, según las opiniones de los economistas consultados por iFOREX, la principal cuestión que el BCE tendrá que responder en la reunión del mes de septiembre será: ¿Hasta qué punto un crecimiento más fuerte compensará una moneda única más fuerte y hará la región más resistente a los pequeños shocks?

O, en términos más técnicos ¿Se cerrará la brecha de la producción lo bastante rápido como para compensar riesgos bajistas de efectos colaterales sobre los salarios y la histéresis debida a la inflación más baja y durante un periodo de tiempo más largo?

Las opiniones de los analistas consultados por iFOREX, apuntan que siguen esperando que el Banco Central Europeo reduzca la intensidad de sus estímulos monetarios con gran cautela y flexibilidad, extendiendo su programa de QE, pero a un ritmo más lento en la primera mitad de 2018 (40.000 millones de euros al mes en vez de 60.000 millones). Y esperan un anuncio más detallado en la reunión que la entidad financiera tiene programada para el 26 de octubre.

En el caso de que las condiciones financieras se tensaran, las opiniones recogidas por iFOREX, y hay poco que el BCE puede hacer para enfriar el euro, el riesgo serían retrasos adicionales en la estrategia de salida del BCE o, al menos, un tapering más gradual.

Seguimos esperando que las compras de activos estén desmanteladas para finales de 2018, pero en un caso extremo de apreciación sostenida del euro por encima de los 1,20-1,25 dólares, no descartan una extensión del QE en 2018 a su actual nivel de 60.000 millones de euros al mes.

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top