Voces ciudadanas

El Canal Uno: Ayer, hoy y siempre (Primera Parte)

Foto: internet

Voces Ciudadanas es un espacio para que nuestros lectores opinen y comenten sobre los acontecimientos cotidianos de manera libre e independiente. Esta sección no compromete ni indica el pensamiento o la opinión de narino.info

Por Jeison Mauricio Moreno Ramírez

Después de estar al aire durante el lapso de 63 años, el Canal Uno o Canal 1, el canal público de televisión comercial más antiguo de Colombia desde la fundación de este medio audiovisual, comienza esta semana su nueva etapa, esta vez bajo la programación de Plural Comunicaciones S.A.S, integrado por NTC Televisión, CM&, RTI Producciones y Hemisphere Media Group. Narino.info precisamente hace un recorrido por su historia, los contenidos emitidos en este canal y los nuevos productos.

El 13 de junio de 1954 el presidente de la república de ese entonces, el General Gustavo Rojas Pinilla trajo la Televisión al país, tras quedar impresionado por el nuevo invento durante su estadía en la Alemania nazi como agregado militar. Con la ayuda de técnicos extranjeros, especialmente cubanos, fue fundamental para el arranque de la televisión en Colombia, que se hizo con equipos traídos desde Alemania y Estados Unidos.

La primera transmisión de televisión de la HJRN- TV, que luego sería el hoy Canal Uno, fue a las nueve de la noche con las notas del Himno Nacional, el discurso presidencial de Rojas Pinilla, el primer noticiero “Tele News” y el primer dramatizado “El Niño Del Pantano” entre otras actividades para dar inicio a este nuevo medio de comunicación.

Desde ese momento, el Canal Uno, el primer canal de la televisión colombiana era enfocado en lo educativo y cultural, pero pronto surgiría un esquema de concesión mediante el cual el estado se encargaba de la infraestructura televisiva y entregaba espacios dentro de los canales para que empresas privadas se encargaran de la programación. Por eso se les conocía como programadoras, esquema “mixto” similar al de la televisión estadounidense, en que las cadenas o canales emitían programación que no producían. Las primeras productoras en gozar de este beneficio fueron Producciones PUNCH y TVC Ltda. (Caracol RCN Radio) en la entonces Televisora Nacional de Colombia.

En 1963 es fundado el Instituto Nacional de Radio y Televisión “Inravisión” la primera empresa estatal de medios del estado quién desde ese momento se pone a disposición de la operación de la entonces Televisora Nacional y también de la Radiodifusora Nacional De Colombia, una emisora cultural y educativa que está en el aire desde 1940.

En 1966, hubo un primer intento de privatización con el canal Teletigre, que fracasó por problemas económicos. Teletigre, que sólo se transmitía en Bogotá, pasaría a convertirse en Tele 9 Corazón y luego en la Segunda Cadena o Cadena Dos, con cubrimiento nacional. Entonces la Televisora Nacional o Canal Nacional cambia de nombre a la Primera Cadena en 1973.

Desde ahí comienza la era de las licitaciones y Aparecen gran cantidad de programadoras en la primera cadena con Doce productoras, en la segunda con trece y en la Tercera (Hoy Señal Colombia) con once.

El 1 de diciembre de 1979 comienza la era de la televisión a color, usando el estándar estadounidense NTSC-M y la entonces Primera Cadena no fue ajena a este gran avance tecnológico y en 1984 cambia de nombre a Cadena Uno. Al igual que sus canales hermanos, la Dos y la Tres.

La licitación de 1992 incentiva la competencia, un paso previo para la privatización. La Cadena Dos pasa a llamarse Canal A, y las 24 programadoras reciben, a partir de entonces, espacios únicamente en un solo canal y compiten directamente con otra programadora del otro canal, 12 en uno y 12 en otro, sin embargo la entonces Cadena Uno conservaba todavía su nombre hasta el 1 de enero de 1998, cuando cambia de nombre al actual Canal Uno.

 

El 10 de julio de 1998 Caracol y RCN Televisión, dejan su condición de programadoras para convertirse en canales privados amparados por los grupos económicos más poderosos del país; Valorem (Grupo Santodomingo) y Organización Ardila Lülle, en ese momento la televisión pública comercial presentía lo que vendría: una grave crisis económica y de rating que trajo graves consecuencias: el fin de algunas de las programadoras como Tevecine, Cenpro, Andes TV, Datos y Mensajes, Producciones JES, Proyectamos TV y la programación de Infomerciales o Televentas en sus espacios.

La única buena noticia de esta crisis fueron sus programadoras sobrevivientes, en 2003 la Comisión Nacional De Televisión adjudicó a las programadoras Programar TV, RTI, NTC, Colombiana De Televisión, CM&, Sport Sat y Jorge Barón Televisión los espacios del Canal Uno por un periodo de 10 años (2004-2013), ya que el Canal A, otro de los canales públicos que también perdió su calidad televisiva por el alto rating de los canales privados, cambia de nombre a Canal Institucional, esta vez con programación estatal y política.

En 2004 Inravisión llega a su fin y nace otro nuevo medio estatal: RTVC Sistema De Medios Públicos para continuar operando el Canal Uno, pero el drama de la televisión pública comercial seguía de mal en peor, pues a los infomerciales se le suman programas religiosos, la mayoría de ellos hechos por iglesias o comunidades cristianas y temas de salud mientras que los canales RCN y Caracol imponían su buena calidad no solamente por las noticias y las grandes producciones, sino también por las historias de narcotráfico y los realityes que estaban de moda en ese entonces.

Recuperando Lo Perdido

En 2012 la CNTV es reemplazada por la hoy Autoridad Nacional De Televisión ANTV y en 2013 la nueva entidad pública del estado decidió en un principio realizar a cabo una nueva licitación, sin embargo, por  problemas de tiempo y por análisis de aspectos de competencia, el Canal Uno decidió continuar provisionalmente su programación por 40 meses (2014-2017), para ese periodo RTI y Programar no continúan programando el canal y la estatal RTVC participa en esta prórroga y en alianza con algunas programadoras como CM& Y NTC se emitieron programas de calidad como magazines, documentales y programas educativos, periodísticos y culturales, todo con el fin de recuperar los espacios ocupados por las televentas, programas religiosos y de salud.

En el 2016 la ANTV realiza oficialmente su nueva licitación, ya con un solo concesionario para operar el canal durante los siguientes 10 años (2017- 2027), solamente se presentó un proponente, la unión de las programadoras CM&, NTC, RTI Y Hemisphere Media Group denominado Plural Comunicaciones S.A.S. Esta unión gana finalmente la licitación y desde el 1 de mayo pasado está operando el Canal Uno.

Esta semana, Plural Comunicaciones tiene un nuevo reto, el de volver a recuperar el rating que se perdió tras 17 años de crisis con nuevos talentos, nuevos contenidos y nuevas identidades del cual los televidentes tienen muchas esperanzas de volver a ver televisión de calidad.

Espere un nuevo informe de El Canal Uno: Ayer, hoy y siempre en su segunda parte

Recuerde visitar otras secciones y publicaciones de nuestro sitio. Le agradeceríamos que comparta los artículos para que más personas puedan leerlos. Le invitamos para que mire el siguiente video que es de vital importancia para todos:

To Top