Entretenimiento

El sentido mensaje que escribió Carolina Cruz por la muerte de su suegra

La mamá del Lincoln Palomeque falleció el fin de semana luego de luchar con el cáncer por varios meses.

Olga Sandoval, mamá del reconocido actor Lincoln Palomeque murió luego de haber luchando con el cáncer por varios meses.

En este sentido, la presentadora, modelo y empresaria Carolina Cruz, su nuera, escribió un conmovedor mensaje en su cuenta de Instagram:

“En estos meses que vi esa pelea por vivir, por estar sana y por seguir al lado de nosotros entendí que Dios no te dio una hija, la que siempre quisiste, pero sí te premio con un par de hijos maravillosos [Lincoln y Juan Pablo] que estuvieron hasta el último minuto a tu lado, que amor tan grande y tan infinito”, señaló la presentadora.

En ese mensaje, Carolina también recordó a su suegra como una mujer cariñosa y guerrera a quien conoció hace nueve años:

“La primera vez que hablamos lo primero que me dijiste fue: ‘Lo que más me gusta de usted (no teníamos confianza) es que tiene una relación hermosa con su mamá’… Poco a poco entendí por qué me habías dicho eso. Conocí a una familia hermosa, conformada por una madre guerrera, trabajadora, amorosa, responsable, entregada a Dios y muy consentida…”.

Agregó:

“Todo mi respeto y admiración por ti Olguita y por esos hijos hermosos que sacaste adelante. Como te lo dije ayer cuando nos habías dejado hacía pocos minutos, te amo y te amare siempre, me diste amor, cariño y me enseñaste a estar más cerca de Dios; eso jamás lo voy a olvidar, siempre me subiré a un avión y rezaré los tres credos acordándome de ti”, señaló.

Llegaste a mi vida hace casi 9 años me acuerdo que la primera vez que hablamos lo primero que me dijiste fue: lo que más me gusta de usted (no teníamos confianza) es que tiene una relación hermosa con su mamá…poco a poco entendí porque me habías dicho eso. Conocí a una familia hermosa conformada por una madre guerrera, trabajadora, amorosa, responsable, entregada a DIOS y muy consentida…en estos meses que vi esa pelea por vivir, por estar sana y por seguir al lado de nosotros entendí que DIOS no te dio una hija, la que siempre quisiste, pero si te premio con un par de hijos maravillosos que estuvieron hasta el último minuto a tu lado, que amor tan grande y tan infinito. Todo mi respeto y admiración por ti Olguita y por esos hijos hermosos que sacaste adelante. Como te lo dije ayer cuando nos habías dejado hacía pocos minutos, te amo y te amare siempre, me diste amor, cariño y me enseñaste a estar más cerca de DIOS, eso jamás lo voy a olvidar, siempre me subiré a un avión y rezaré los tres credos acordándome de ti, Matías y yo seremos la fortaleza de Lincoln y lo vamos a cuidar y a consentir como tú lo hiciste siempre, estoy segura que dejaste tu cuerpo y que desde ayer estás más cerca de nosotros, serás nuestro ángel y nuestro contacto más directo con DIOS, Matías escuchara tu nombre todos los días y estará muy orgulloso de ti, te amo infinito!! Gracias por hacerme sentir como una hija más para Ti, por darme tanto amor, cariño y compañía. Juan Pablo también está en la mejor compañía al lado de una mujer maravillosa como lo es Maria Paula y con el Amor más grande, Mariana. Sé que te fuiste tranquila y feliz porque aquí en la tierra cuidaremos de tus hijos como tú lo hubieras hecho, trataremos de igualar tu amor y cuidado, en el cielo estarás tu iluminándonos y llevándonos por el mejor camino, descansa 🙏🏼❤️🌟👪

Una publicación compartida de Carolina Cruz Osorio (@carolinacruzosorio) el

Síguenos, y mantente informado de los acontecimientos más recientes!

1 Comment

1 Comment

  1. israel

    Julio 17, 2017 at 7:07 am

    Solo hay dos muertos, los muertos espirituales, que son quienes todavía tienen vida física, pero se guían por su necia y propia sabiduría, o los idolatras que se dejan manipular por los mercaderes de la fe que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra. Los otros muertos son quienes ya no tienen hálito de vida, y, por ende, perdieron toda oportunidad de ponerse a cuentas con Dios. Los primeros, los muertos espirituales, son quienes, con tanto rito, alharaca, engañando y engañándose, les rinden homenajes a los muertos físicos, les rezan, los visitan, los nombran héroes, guerreros y les ponen velitas, y hacen toda suerte de shows y homenajes inanes y blasfemos.

    Lucas 9:59-60 ” Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.”

    A los muertos que si hay que visitar es a los espirituales, a los ingenuos engañados, seguidores de los mercaderes de la fe de todas las sectas que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra, y solo son ciegos con lazarillos ciegos que los llevarán al infierno, engañados creyendo que los curas perdonan pecados, que la hostia es santa, que el purgatorio existe, o que la blasfema oración de fe de los evangelocos sirve para algo.

    A esos muertos idolatras hay que decirles que dejen la idolatría de confiar en esos vendedores de palomas, que tengan fe en la palabra de Dios, que tengan temor de Dios, de no entenderla, y que, mientras tengan algún hálito de vida, busquen el juicio de Dios para que los guie al arrepentimiento de sus pecados, pues solo teniendo vida física se tiene la oportunidad de buscar ser digno del reino de los cielos.

    Cuando alguien muere solo tiene dos destinos posibles: el seno de Abraham, si teniendo vida física fue sanado por que buscó el juicio de Dios; o el infierno, si murió sin ponerse a cuentas con Dios, el purgatorio es un invento de la secta católica:

    Lucas 16:19-31 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top