Voces ciudadanas

La belleza de la mujer gracias al Bikini

Voces Ciudadanas es un espacio para que nuestros lectores opinen y comenten sobre los acontecimientos cotidianos de manera libre e independiente. Esta sección no compromete ni indica el pensamiento o la opinión de narino.info

Por Jeison Mauricio Moreno Ramírez

El Bikini, un atuendo femenino de baño conformado por un sujetador y una braguita ceñida, muy diferente al de la ropa interior femenina cumple por estos días 71 años y ha sido sin duda un reflejo de la belleza y sensualidad de las mujeres. Inició siendo un símbolo hasta convertirse en una insignia de libertad por cuenta de ellas mismas que han liderado la popularización de esta prenda íntima desde ámbitos tan diversos como el cine o la realeza.

Para poner en contexto a nuestros cibernautas de narino.info, el Bikini, que proviene de una palabra del idioma Inglés, fue creado por el ingeniero automovilístico francés Louis Reard, pero este atuendo ya había existido en la época de la Antigua Roma y hasta en los finales del siglo XIX, cuando las mujeres hicieron todo lo posible para mantener una apariencia recatada con un vestido con falda y hombreras, bombachos y sombrero a juego.

Pasando a los inicios del siglo XX el Bikini tuvo que pasar por una serie de inconvenientes, la nadadora y actriz australiana Annette Kellerman es detenida en una playa de Boston (Estados Unidos) por lucir un ajustado traje de baño, sin mangas y con una sola pieza que al parecer, fue adquirido en Inglaterra. Pese a sus prohibiciones este atuendo fue adoptado en algunos países de Europa a principios de los años 10, pero no terminó allí, en los años 20 y 30 el mostrar el ombligo en público era considerado un tabú.

Sin embargo esta prenda íntima seguía cobrando popularidad. En 1913 el diseñador Carl Jantzen crea el primer traje de baño anatómico que consistía en un modelo de dos piezas de camisa de manga corta y pantaloncito hasta la rodilla.

En los años 30 Se comienza a enseñar más el cuerpo. Aparecen los escotes con tirantes y los pantalones empiezan a ser considerablemente más cortos.

Ya en 1946 el Bikini a pesar de las controversias y como se los contamos al principio ya comienza a cobrar vida gracias al francés Louis Reard.

En los años 50 nace el fenómeno “Pin up”. El Vaticano los consideraba  como “Bikinis Pecaminosos” y este polémico traje de baño también fue prohibido de los concursos de belleza en todo el mundo.

En los sesentas el Bikini se consideró como un hito revolucionario y un gran avance social. El revolucionario libro de la teórica norteamericana  Betty Friedan “The Feminine Mystique” inspiró enormemente al movimiento feminista.

Es los ochentas aparecen los provocativos trajes de baño de gran altura que alargan las extremidades y en los noventas continuaba la popularidad de la braga del Bikini por encima de la cadera.

En la actualidad prácticamente ya no existe la moda ochentera de tangas y bikinis de braga por encima de la cadera dando paso a otros atuendos íntimos de baño como las brasileras, los strapless, y los realces.

A pesar de que haya tenido polémicas en sus inicios, este atuendo definitivamente se ha convertido en todo un símbolo de la belleza femenina en el mundo, tal vez alguno de ustedes las puedan apreciar como en el caso de Colombia, a través de las caratulas de los discos de los compilados musicales, en la publicidad comercial de distintas empresas de ropa interior de baño y hasta en las portadas de las diferentes revistas del país, lucidas por destacadas modelos y figuras de la televisión.

To Top