Noticias

La Alcaldía de Pasto y la Gobernación de Nariño incumplen con la Ley de Cuota de Género

La ley de cuota de género o Ley 581 de 2000 es aquella “por la cual se reglamenta la adecuada y efectiva participación de la mujer en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del poder público, de conformidad con los artículos 13, 40 y 43 de la Constitución Nacional

Según el Departamento Administrativo de la Función Pública “La Ley 581 de 2000 es una Ley estatutaria que en cumplimiento de los mandatos constitucionales y los compromisos adquiridos mediante tratados internacionales, busca crear mecanismos para que el Estado garantice a las mujeres la adecuada y efectiva participación a la que tienen derecho en todos los niveles del poder público”.

Para las diversas organizaciones defensoras de los derechos de la mujer el ganarse un espacio en cargos públicos en Colombia ha sido una batalla difícil y aún falta mucho por cumplir con la participación igualitaria de ellas en los diferentes espacios de la vida pública en Colombia.

La realidad de la participación política y ciudadana de las mujeres en Colombia es aún precaria en comparación con otros países de América.

Y aunque la Ley 581 de 2000 o ley de cuotas busca disminuir la brecha estableciendo que mínimo el 30 % de los cargos de máximo nivel decisorio de los distintos organismos del Estado deben ser ocupados por mujeres, esto no se cumple y tampoco se contempla sanciones a los funcionarios que no la cumplan.

Según el Departamento de la Función Pública: “Mínimo el treinta por ciento (30%) de los cargos del Máximo Nivel Decisorio serán desempeñados por mujeres; es decir los cargos de mayor jerarquía en las entidades de las tres Ramas y Órganos del Poder Público, en los niveles nacional, departamental, regional, provincial, distrital y municipal, así por ejemplo: en el orden nacional, en un Ministerio hacen parte de este nivel, el Ministro, Viceministro y Secretario General. En el territorial, los Secretarios de Despacho, se exceptúa el Alcalde por ser de elección popular”.

Respecto a este último punto, 8 de las 32 gobernaciones no cumplen con la ley de cuotas, y lo mismo sucede en 7 de las 32 alcaldías de las capitales departamentales.

Y dentro de esas 8 gobernaciones y siete alcaldías de capitales departamentales que no cumplen con la Ley de cuotas se encuentran la Gobernación de Nariño y la Alcaldía de Pasto.

La Gobernación tiene un 27,27% de participación femenina en los niveles de decisión y la Alcaldía posee un 28,57% de acuerdo con el informe de la Unidad de Datos del periódico El Tiempo.

Aquí puede ver las tablas generales del cumplimiento de la ley de cuotas por cada Departamento:

Puesto Departamento Porcentaje Mujeres
1 Arauca 62,5
2 Risaralda 58,33
3 Cauca 55,55
4 Valle 52,94
5 Huila 50
6 Guaviare 45,45
7 Boyacá 45,45
8 Vichada 42,85
9 Cundinamarca 40,9
10 San Andrés y Providencia 40
11 La Guajira 40
12 Chocó 40
13 Cesar 40
14 Antioquia 38,46
15 Sucre 37,5
16 Guainía 37,5
17 Atlántico 37,5
18 Amazonas 37,5
19 Quindío 35,71
20 Caldas 35,71
21 Tolima 33,33
22 Santander 33,33
23 Norte de Santander 31,57
24 Putumayo 30
25 Vaupés 28,57
26 Meta 28,57
27 Casanare 28,57
28 Nariño 27,27
29 Magdalena 25
30 Bolívar 23,07
31 Caquetá 22,22
32 Córdoba 21,42

 

Ley de cuotas por cada Alcaldía de capital departamental:

Puesto Capital Porcentaje Mujeres
1 Cartagena 83,33
2 Puerto Carreño 75
3 Popayán 75
4 Bucaramanga 66,66
5 Montería 62,5
6 Santa Marta 60
7 Pereira 60
8 Ibagué 58,33
9 Arauca 57,14
10 Villavicencio 53,84
11 San Andrés 50
12 Mocoa 50
13 Cúcuta 50
14 Bogotá 50
15 Barranquilla 47,05
16 Riohacha 44,44
17 Leticia 42,8
18 Quibdó 41,66
19 Yopal 40
20 Neiva 40
21 Medellín 34,78
22 Sincelejo 33,33
23 Inírida 33,33
24 Tunja 30,76
25 Florencia 30,76
26 Valledupar 28,57
27 Pasto 28,57
28 Mitú 28,57
29 Cali 26,66
30 San José del Guaviare 25
31 Armenia 25
32 Manizales 13,33

 

Cabe recordar que la ley de cuotas no es un mero formalismo legal sino que se enmarca en las leyes que pertenecen a las denominadas leyes de acción positiva y se sustentan en el reconocimiento de la existencia de diversas formas de discriminación y en la voluntad para superarlas.

Cumplir con las ley de cuotas implica que el tope de 30 % no es el tope máximo sino el tope mínimo y que en caso de que al presentarse un porcentaje desfavorable para las mujeres este debe compensarse en positivo.

Las administraciones que cumplen con la ley de cuotas hacen efectiva la igualdad, puesto que la conquista formal de un derecho no es suficiente para que éste se realice y, por consiguiente, son necesarias intervenciones que reparen la desigualdad.

El informe de la Unidad de El Tiempo cita a Isabel Cristina Jaramillo, académica experta en temas de género, quien asegura que: “El discurso del incumplimiento de la cuota no es bueno porque cuando lo que se tiene es un deber indeterminado, casi que sin sanciones, el tema no es el incumplimiento, sino cuál es el juego político ahí que hace que sea tan difícil llegar a hacer lo que la ley esperaba que se hiciera”.

Las organizaciones de mujeres de Pasto y Nariño quienes juegan un papel político preponderante en la región tienen la palabra.

Recuerde visitar otras secciones y publicaciones de nuestro sitio. Le agradeceríamos que comparta los artículos para que más personas puedan leerlos. Le invitamos para que mire el siguiente video que es de vital importancia para todos:

To Top