Voces ciudadanas

La escuela de Baile de Lucy Arroyo, una excelente alternativa para salir de la rutina

La fundadora y directora de la academia de baile Lucy Arroyo cuenta sobre esta disciplina que cautiva a grandes y chicos y toda la trayectoria de esta prestigiosa institución cultural en Pasto.

Por Jeison Mauricio Moreno Ramírez

Todos los días nos acostumbramos a cumplir los quehaceres del hogar, del colegio o del trabajo, del cual lo llamamos una rutina diaria, pero llega el momento de romper con lo cotidiano.

El mejor remedio en el mundo para hacer ejercicio físico es el baile y la escuela de Baile Lucy Arroyo es una excelente alternativa en la ciudad de Pasto.

Hablamos con la directora de esa escuela, de los esfuerzos y logros de esta importante academia que lleva más de 30 años en donde los niños, jóvenes y adultos no solamente se distraen bailando, sino que se pueden capacitar para ser bailarines profesionales en todos los géneros musicales.

Esta escuela brinda una forma diferente y disciplinada de ejercitar el cuerpo por medio de la danza, a través de un método educativo que completa la formación integral de cada persona, con las capacidades y conocimientos propios del saber dancístico que le permitan mejorar su calidad de vida.

 La escuela de baile Lucy Arroyo es uno de los colegios de baile de mayor prestigio en la ciudad ¿A que se debe ese logro?

“Eso se debe a lo que es la permanencia, la dedicación, el amor hacia este trabajo ya que fuimos los pioneros en el suroccidente colombiano. Iniciamos desde 1985, es una larga trayectoria y una capacitación permanente y estable, nunca dejamos de bailar y de trabajar. Estamos trabajando nosotros desde las seis de la mañana hasta una o dos de la mañana porque a veces el público o toda la ciudadanía lo requiere, porque nosotros trabajamos para beneficio de la comunidad mas no en beneficio personal, pero sí nos dedicamos mucho a lo que son nuestros estudiantes, nuestra ciudadanía, los beneficios en la salud y bienestar social, familiar y personal de cada estudiante. Entonces somos unas personas totalmente dedicadas a este trabajo.”

 ¿Cómo nació esta escuela?

“Esta escuela nació prácticamente desde que yo tenía quince años. Me decidí por organizar una academia de baile en donde la registré en la ciudad de Tumaco porque yo soy de allá, Una vez que ya me hicieran la evaluación del SENA a nivel nacional, ellos me vieron como la pauta o la iniciativa de que no coloque academia sino escuela porque la metodología que yo tenia desde hace varios años, era un proyecto que recién iba a salir de moda, pero yo ya la estaba trabajando y me dijeron: “No, tú colócate una escuela porque los estudiantes de allá nunca llegan de mitad para arriba, sino que todos llegan desde abajo, desde cero- entonces lo que nosotros hacemos desde cero lo sacamos ya a un nivel profesional para concursos internacionales.” 

¿Cuántos estudiantes hay en su institución?

“Siempre están llenos los salones. Han pasado por aquí más o menos miles de personas. A veces, uno pierde el número porque vienen colegios y a veces no les llena el formulario, pero sí han pasado por aquí muchas personas no sólo de aquí de Pasto sino también de otras regiones del país y del exterior para aprender a bailar.” 

¿Usted ha visto gente que pasó por aquí y que hoy debutan como grandes bailarines, ahora son hasta docentes y creadores de escuelas muy similares a la suya en Nariño o en el país?

“Sí. Bastante, por lo menos hace poco me llegó un joven que está trabajando en Chile y otro que está trabajando en Nueva York. Aquí en Pasto, varios estudiantes han colocado sus propios locales pero ahí están también compartiendo todo este conocimiento.”

En esta academia los estudiantes siguiendo el compás de los géneros musicales realizan movimientos de cadera, hombros y cintura. La soltura, armonía y expresión que implica estos ritmos, hace que quienes lo realicen logren un trabajo cardiovascular en el que adquieren mayor elasticidad y fuerza en los músculos, mejor reflejo en los huesos, buena circulación, facilidad para conciliar el sueño, reducción de peso y eliminación de sustancias tóxicas. El baile no es solamente cultural sino también es salud…

“Claro que sí, por lo menos agradezco mucho al Hospital Departamental y a todos los centros de salud de aquí, que ellos siempre mandan como recurso para llegar ellos y para que las personas se sanen más rápidamente los mandan a hacer el curso de baile acá. Aquí se mueve todo desde la cabeza hasta los pies, todos los sentidos, la concentración, la armonía, la elasticidad, es completamente todo. Por lo menos las personas que digan como por terapia, también, salen bien de aquí, muy agradecidos, personas que vienen también por timidez porque hay personas que son muy tímidas, que no pueden por lo menos ni exponer un trabajo, entonces todas esas terapias acá las curamos. Por eso se dice que ese no es una sola entidad de baile, sino que este es un centro de rehabilitación, de sanación, etc. no solamente ellos vienen a aprender a bailar sino también vienen a curarse de todo.”

 Ustedes también han ido a eventos y concursos de baile en la región y en el país, contémosles a los cibernautas cómo han sido las muestras que han realizado sobre Nariño y por supuesto, nuestra Colombia…

“Yo soy nariñense, llevo en mis raíces la danza afroamericana pero así mismo me gusta mucho el baile moderno ya que prácticamente ese es mi fuerte, eso es lo que me gusta enseñarle a la juventud porque siempre lo digo, en la discoteca uno no le ponen la guaneña u otros ritmos tradicionales de la región para una fiesta, para recocha sí pero ya como para una fiesta, que la salsa, la bachata y el tango esos ritmos sí. Esos géneros musicales son los que yo trabajo para que los jóvenes no consuman ni alcohol ni drogas dentro de los recintos. Y ahora gracias a Dios hemos podido llevar una muestra a la ciudad de Cali en donde hemos ganado una representación ya no para representar a Pasto en sí, sino a todo el país, nos vamos para Nueva York el próximo año y tenemos en esta semana otra representación de talento, lo que es Nariño en sí. Entonces nosotros llevamos una muestra ya de guaneña, salsa y tango, porque siempre la salsa y el tango lo complemento ahí porque no solamente bailamos música andina, sino también sacamos nuestros dotes de bailarines profesionales en varios de los eventos como el que vamos a ir.”

 En los últimos años se han puesto de moda nuevos ritmos musicales, como el reggaeton, proveniente de República Dominicana y la salsa choke, que es un nuevo género que nace en las playas de Tumaco y el pacifico colombiano. ¿Como practican estos nuevos ritmos que en su mayoría son urbanos en su escuela de baile?

“Eso ya es algo normal porque cuando nosotros iniciamos acá, nosotros iniciamos bailando reggae y champeta. En mis tiempos que se sacó la escuela no existía la salsa choke, pero es muy fácil la combinación ya que la salsa choke es la combinación de salsa y reggae, salsa y reggaeton, salsa y champeta, entonces es muy fácil para la gente se adapte a ello. Además, eso es como parte para liberar los movimientos, liberar la sabrosura, entonces es muy fácil y lo que la gente está usando por lo menos el reggaeton muchas personas las ven como morboso, no, el reggaeton sabiéndolo bailar es riquísimo para que usted pueda mover las caderas y los hombros. Es un ritmo normal pero con un poquito mas de sabrosura.”

Finalmente, defina los diferentes géneros musicales que se ven y se practican en esta academia…

“Para mí, como fundadora de esta escuela, todos los bailes como la Salsa, el Merengue Dominicano, la Cumbia, el Vallenato, el Tango, la Danza Árabe, la Bachata, el Joropo, el Torbellino, la Carranga, el Pasillo, el Sanjuanero, la Guaneña y el Sonsureño van de la mano. Una vez que el cuerpo esté preparado, la mente adquiere rápidamente todo el conocimiento de cualquier ritmo, todo eso lo enseñamos aquí, a veces les digo a los muchachos: el que baila salsa y tango baila lo que sea porque son ritmos muy suaves para uno poderlo manejar porque son folclor, el folclor para mí no es como tan estricto.”

Para aquellos que quieren salir de la monotonía o seguir por el camino de la danza, la Escuela De Baile de Lucy Arroyo siempre es una mejor opción, solamente que se pueden acercar a la Carrera 22 no. 20-39, segundo piso en el centro de la ciudad.

Lucy también nos dijo que durante este mes de junio están abiertas las matriculas de forma gratuita con el 50 por ciento de descuento que aplica también para los padres de familia y para que los mismos padres puedan azotar baldosa en esta academia y saquen pareja en cada fiesta o reunión que haya en cualquier momento y en cualquier lugar.

Recuerde visitar y leer otras publicaciones en nuestro sitio, comentar y compartir para que otras personas puedan consultarlos también.

To Top